Antigua Ciudad Egipcia en El Gran Cañón del Colorado?

Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrShare on VKShare on LinkedInEmail this to someone
Antigua Ciudad Egipcia en El Gran Cañón del Colorado?
Vota este post:

 Visto en:

 

gc_1909Article
gc_1909Article

Gaceta de Arizona …la noche del lunes 05 de abril 1909… EXPLORACIONES en el Gran Cañón

Misterios de Inmensa Rica Caverna siendo llevados a la luz

Notables Hallazgos Encontrados Indican que Antiguos Pueblos Migraron desde el Oriente

New-Globe
New-Globe

Las últimas noticias de la marcha de las exploraciones de lo que ahora es considerado por los científicos no sólo como el descubrimiento arqueológico más antiguo de los Estados Unidos, sino uno de los más valiosos en , que fue mencionado hace un tiempo en la Gaceta, fue llevado ayer a la ciudad por G.E. Kincaid, el explorador que encontró la gran ciudadela subterránea del Gran Cañón durante un viaje desde Green River, Wyoming, por el río Colorado en un bote de madera, a Yuma, hace varios meses.

De acuerdo a la historia de ayer en la Gaceta por el Sr. Kinkaid , el arqueólogo del Instituto Smithsoniano, que está financiando las exploraciones, hizo descubrimientos que casi concluyentemente demuestran que la raza que habitó esta misteriosa caverna, excavada en roca sólida por manos humanas, era de origen oriental o posiblemente de Egipto  remontándose a Ramses.

Si sus teorías se confirman en la traducción de las tablillas grabadas con jeroglíficos, el misterio de los pueblos prehistóricos de América del Norte, sus artes antiguas, quiénes eran y de dónde venían, se resolverá.

Egipto y el Nilo y Arizona y Colorado estarán vinculados por una cadena histórica remontándose nuevamente a edades que hacen tambalear la imaginación más salvaje del ficcionista.

Una investigación exhaustiva

cave-
cave-

Bajo la dirección del profesor S.A. Jordan, el Instituto Smithsoniano está procesando las exploraciones más exhaustivas, que continuarán hasta que se haya forjado el último eslabón de la cadena.

Casi un kilómetro bajo tierra, a unos 1,480 pies bajo la superficie, el paso principal de mucho tiempo ha sido profundizado, para encontrar otra cámara gigantesca de la cual parten decenas de pasillos, como los radios de una rueda.

Varios cientos de habitaciones han sido descubiertas, alcanzadas por pasillos corriendo desde el pasillo principal, uno de ellos habiendo sido explorado por 854 pies y otros 634 pies.

Los hallazgos recientes incluyen artículos que nunca han sido conocidos como nativos de este país y, sin duda, tienen su origen en el Oriente.

Armas de guerra, instrumentos de cobre con bordes afilados y duros como el acero, indican el alto grado de civilización alcanzado por este extraño pueblo. Así de interesados, hacen preparativos para equipar el campo para extensos estudios y la fuerza se incrementará a treinta o cuarenta personas.

Antes de seguir adelante en la caverna, mejores instalaciones para la iluminación tienen que ser instaladas, porque la oscuridad es densa e impenetrable para la luz media de linternas.

Con el fin de evitar que se pierdan, cables están siendo colgados de la entrada hacia todos los pasillos conduciendo directamente a grandes cámaras.

Hasta dónde se extiende esta caverna, nadie puede adivinar, pero ahora se cree que mucho de que lo que se ha explorado es simplemente el “Cuartel”, para usar un término americano, para los soldados, y que lejos en el mundo subterráneo será encontrado de ser principales viviendas comunales de familias y, posiblemente, otros santuarios.

La perfecta ventilación de la caverna, la sequía constante que sopla a través, indica que tiene otra salida a la superficie.

El Sr. Kinkaids Informa

El señor Kinkaid fue el primer niño blanco nacido en Idaho y ha sido un explorador y cazador de toda su vida.

Treinta años después de haber al servicio del Instituto Smithsoniano, su historia, aunque contada brevemente, suena fabulosa, casi grotesca.

“Primero, me impresiona que la caverna es casi inaccesible. La entrada está a casi 1,486 pies de profundidad una pared del corte del cañón. Se encuentra en tierra del gobierno y a ningún visitante se le permitirá la entrada, bajo pena de violación de propiedad ajena.

Los científicos desean trabajar sin ser molestados, sin temor a  que los descubrimientos arqueológicos sean perturbados por curiosidades o cazadores de reliquias. Un viaje allí sería inútil y el visitante sería alejado.

La historia de cómo encontré la caverna ya ha sido contada, pero en un párrafo: me dirigía por el río Colorado en un bote, solo, en busca de .

River-ride
River-ride

Algunos cuarenta y dos millas río arriba del cañón El Tovar Crystal, vi en la pared este, manchas en la formación sedimentaria de unos 2000 pies sobre el lecho del río.

No había rastro hacia este punto, pero finalmente llegué a ella con gran dificultad. Por encima de un estante, escondido de la vista del río, estaba la boca de la cueva.

Hay escalones conduciendo hacia esta entrada a unos treinta pies de lo que era en ese tiempo de la caverna habitada, el nivel del río.

Cuando vi las marcas del cincel en la pared interior de la entrada, me interesé, conseguí mi arma y entré. Durante ese viaje volví a varios cientos de pies por el pasillo principal, hasta que llegué a la cripta principal en la que descubrí momias.

Cave-enter
Cave-enter

Me puse de pie para fotografiar una de ellas con una linterna. Recogí una serie reliquias, que llevaba por el río Colorado a Yuma, de donde las envié a con detalles del descubrimiento.

Después de esto, fueron llevadas a cabo las exploraciones”.

Los pasillos

“El pasillo principal es de unos 12 pies de ancho, estrechándose hasta 9 pies hacia el extremo más alejado.

Aproximadamente a unos 57 pies de la entrada, los primeros pasos se ramifican hacia la derecha y la izquierda, por los que, en ambos lados, hay una serie de habitaciones alrededor, del tamaño de salones comunes de hoy en día, aunque algunos son de 30 a 40 pies cuadrados.

A estos se entra por puertas de forma ovalada y son ventilados por espacios de aire redondos a través de las paredes en las fosas.

CircularFloorPlan2_bw4web
CircularFloorPlan2_bw4web

Las paredes son de 3 pies y 6 pulgadas de espesor. Los pasajes están cincelados o cortados tan rectos como podrían haber sido diseñados por cualquier ingeniero.

Los techos de muchas de las habitaciones convergen a un centro.

Los pasillos laterales cerca de la entrada corren en un ángulo agudo de la sala principal, pero hacia la parte posterior gradualmente alcanzan un ángulo recto en dirección “.

El Santuario

shrine1
shrine1

“A más de un centenar de pies de la entrada está un pasillo transversal, de varios cientos de pies de largo, en el que se encontró el ídolo o imagen del dios del pueblo, sentado con las piernas cruzadas, con una flor de loto o lirio en cada mano.

El molde de la cara es oriental, y la talla muestra una mano hábil, y está muy bien conservado, como lo está todo en esta caverna. El ídolo más se parece a Buda, aunque los científicos no están seguros a qué culto religioso representa.

Teniendo en cuenta todo lo encontrado hasta el momento, es posible que el culto más se parezca a los antiguos habitantes de Tíbet. Alrededor de este ídolo hay imágenes más pequeñas, algunas de hermosa figura, otras de cuellos torcidos y distorsionados, simbólicos, probablemente, del bien y del mal.

faces
faces

Hay dos grandes cactus con brazos que sobresalen, uno a cada lado de la tarima en la que está el dios en cuclillas. Todo esto está tallado en roca dura asemejándose al mármol.

En la esquina opuesta de este pasillo en cruz se encontraron herramientas de todo tipo, hechas de cobre.

Este pueblo, sin duda conocía el arte perdido del endurecimiento de este metal, que fue buscado por los químicos durante siglos sin resultado. En un banco corrido alrededor de la sala de trabajo había un poco de carbón y otros materiales probablemente usados en el proceso.

También había escoria y material similar al mate, lo que demuestra que estos pueblos antiguos fundían los minerales, pero hasta ahora, no hay rastro de dónde o cómo hacían esto, ni el origen del mineral.

Entre otros hallazgos hay floreros o urnas y vasos de cobre y oro de diseños muy artísticos. El trabajo de la cerámica incluye cerámica esmaltada y vasos esmaltados.

Otra vía de paso conduce a graneros tales como se encuentran en los templos orientales.

Contienen semillas de diversos tipos. Aún no se  ha entrado a un gran almacén, ya que es de doce pies de altura y sólo se puede llegar desde arriba. Dos ganchos de cobre se extienden en el borde, (continúa en la página 7), lo que indica que una especie de escalera estaba unida a él.

Estos graneros son redondeados y los materiales de los que están construidos, en mi opinión, son un cemento muy duro. Un metal gris también se encuentra en esta caverna que desconcierta a los científicos, ya que su identidad no ha sido establecida. Se asemeja a platino.

Esparcidos promiscuamente por el suelo por todas partes está lo que la gente llama “Ojos de gatos” o “ojos de tigre”, una piedra amarilla que no tiene gran valor.

Cada uno de ellos está grabado con una cabeza de un tipo malaya”.

Los Jeroglíficos

tools
tools

“En todas las urnas, en las paredes a través de los portales y tablas de piedra que se encontraron cerca de la imagen hay misteriosos jeroglíficos, cuya clave espera la Institución Smithsoniano aún descubrir.

Estos escritos se asemejan a los encontrados en las rocas cerca de este valle.

El grabado en las tabletas probablemente tiene algo que ver con la religión del pueblo, jeroglíficos similares han sido encontrados en la península de Yucatán, pero éstos no son encontrados en el Oriente.

Algunos creen que estos habitantes de las cuevas construyeron los antiguos canales del valle del río Sal.

Entre los escritos pictóricos se encuentran sólo dos animales. Uno es de tipo prehistórico”.

La Cripta

mummies
mummies

“La tumba o cripta en la que las momias se encuentran es una de las cámaras más grandes, las paredes inclinadas hacia atrás en un ángulo de unos 35 grados. En ellas hay niveles de momias, cada una ocupando una repisa labrada por separado.

A la cabeza de cada una está un pequeño banco en el que se encuentran copas de cobre y partes de espadas rotas. Algunas de las momias están cubiertas de barro y todas están envueltas en una tela de corteza.

Las urnas o tazas en los niveles más bajos son crudas, mientras que los estantes más altos son alcanzados, las urnas son más finas en diseño mostrando una etapa intermedia de la civilización. Es digno de notar que todas las momias examinadas hasta el momento han demostrado ser masculinas, ningún niño ni mujer está enterrado aquí.

Esto lleva a la creencia de que esta sección interior  era el cuartel de los guerreros.

Entre los hallazgos no se han encontrado huesos de animales, no hay pieles, ni ropa, ni ropa de cama.

Muchas de las habitaciones están vacías, con excepción de los recipientes de agua. Una de las habitaciones, de unos 400 por 700 pies, fue probablemente el comedor principal para utensilios de cocina encontrado aquí.  De lo que estas personas vivían s un problema, aunque se presume que llegaron al sur para el invierno y granjeaban en los valles, regresándose al norte en el verano.

Ind_China
Ind_China

Mas de 50,000 personas podrían haber vivido en la caverna cómodamente.

La teoría es que la actual tribu indígena que se encuentra en Arizona son descendientes de los siervos o esclavos de los pueblos que habitaron la cueva.

Sin duda, un buen número de miles de años antes de la era cristiana esas personas vivieron aquí, y alcanzaron un alto grado de civilización. La cronología de la historia de la humanidad está llena de lagunas.

El prof. Jordan está muy entusiasmado por los descubrimientos y cree que el hallazgo resultará de un valor incalculable en el trabajo arqueológico.

Una cosa de la que he hablado puede ser de interés.

Hay una cámara de cuyos pasajes hacia ella no están ventilados, y cuando nos acercamos a ella, un mortal olor a serpiente nos llamó la atención.

Nuestras luces no penetraron la oscuridad y hasta que no dispongamos de iluminación más fuerte no sabremos lo que contiene la cámara.

Algunos dicen que  serpientes, pero otros se burlan de esta idea y creo que puede contener un gas letal o productos químicos utilizados por los antiguos.

No se escucha sonido, pero igual huele a serpiente.

rep-man2
rep-man2

Todo el conjunto subterráneo Le pone a  uno los pelos de punta. La oscuridad es como un peso sobre los hombros y nuestras linternas y velas sólo hacen que sea más negra la oscuridad.

La imaginación puede deleitarse con conjeturas e impíos sueños a través de los siglos que han transcurrido hasta que la mente tambalea vertiginosamente en el espacio “.

Una leyenda india

pueblo
pueblo

En relación con esta historia, es notable que entre los hopis la tradición diga que sus antepasados ​​vivieron en un mundo subterráneo en el Gran Cañón hasta que se suscitaron disensiones entre el bien y el mal, el pueblo de un solo corazón, y el pueblo de dos corazones .

 

(Manchoto) que era su jefe, les aconsejó dejar el mundo terrenal, pero no había manera de salir. El jefe entonces hizo crecer un árbol para perforar el techo de los bajos fondos y luego el pueblo de un solo corazón salió. Ellos fueron detenidos por Palsiaval (Río Rojo), que es el Colorado, y cultivaron el grano y el maíz.

 

Enviaron un mensaje al Templo del Sol, pidiendo la bendición de la paz, la buena voluntad y de la lluvia para el pueblo de un solo corazón. Ese mensajero nunca regresó, pero, hoy en el pueblo Hopi, al caer el sol, se puede ver a los ancianos de la tribu sobre los tejados mirando hacia el sol, buscando el mensajero.

Cuando regrese, su tierra y su antigua morada les serán restaurados. Esa es la tradición.

Entre los grabados de animales en la cueva se ve una imagen de un corazón en el lugar donde se encuentra.

La leyenda le fue contada a W.E. Rollins, el artista, en un año que pasó con los indios Hopi . Hay dos teorías sobre el origen de los egipcios. Una de ellas es que vinieron de : otra es que la cuna racial se encontraba en la región norte del Nilo.

Heeren, un egiptólogo, creyó en el origen indio de los egipcios. Los descubrimientos en el Gran Cañón puede arrojar más luz sobre la evolución humana y prehistoria”.

¿Existe un Sistema …de Vastas Cavernas, Túneles y Cámaras en El Gran Cañón?

por Jack Andrews

La búsqueda de respuestas al misterio de la supuesta ciudadela 1909 “subterránea” de túneles y cámaras, descrito por G.E. Kincaid como existente en el Gran Cañón me ha llevado a leer varios libros sobre las cuevas de los Estados Unidos y la formación de cuevas, a lo largo de otros aspectos de las cuevas y la espeleología, en la esperanza de que la investigación pudiera arrojar más luz sobre la posibilidad de una instalación subterránea masiva  de cavernas como la descrita por Kincaid, aun siendo posible en el Gran Cañón.

Yo ya había sabido que el área del Gran Cañón tiene muchas cuevas y tubos, túneles a través de roca y agujeros, etc., muchos de ellos descritos y encontrados primero por el veterano excursionista del Gran Cañón, el Dr. Harvey Butchart.

Yo no estaba preparado (aunque no sorprendido) por la información que descubrí más adelante, que alude a la posibilidad de un gran sistema interconectado de cavernas en las áreas de la meseta de Kaibab y Coconino del Gran Cañón. (Las capas del borde geológico norte y sur.

Para mí, esto fortalece el caso del supuesto descubrimiento de Kincaid de ser un sistema modificado de cavernas, que es lo que he mantenido desde el inicio de mi investigación. – Jack Andrews 2001

En su libro, “Depths Of The Earth – Caves and Caverns of the United States” – William R. Halliday da algunas observaciones interesantes sobre cavernas del norte de la región de la meseta de Coconino de Arizona:

“… Aquellos que sueñan de la Cueva Butler como potencialmente la más grande del mundo, sin embargo, debe apresurarse Los exploradores de la Cueva Mamuth y Flint Ridge – y la Cueva Jewel – no son los únicos equipos que están al borde de un gran avance.

Missouri-Tennessee – algunas de nuestras áreas más grandes de cuevas hoy se les puede negar una oportunidad del título Y para aquellos que sueñan con tiros largos de hecho, nuestra más hermosa zona de cuevas atrae irresistiblemente: el Gran Cañón.

“Tal vez en las sombras de color púrpura del incomparable cañón realmente no hay posibilidad de un verdadero gran sistema de cuevas. Eso creen algunos expertos. Tal vez nuestras esperanzas aquí son sueños de gasa, ensartados con ilusión. Aquí no reclamo ningún juicio imparcial.

Mi mente está irremediablemente influida por la larga intimidad de la belleza atemporal de ese tranquilo cañón. He visto sus mágicos colores pasteles al salir la luna por encima del borde de una milla de alto, repentinamente dramatizados por el aleteo extrañamente luminoso de alas de murciélago. Ningún espeleólogo cepillado por un hechizo de este tipo es siempre el mismo.

“En este extraño y magnífico país, aún queda mucho que aprender. Arroyos hundidos, un ocasional eje natural, y las  simas de lo alto de la meseta hablan de mucha más agua de fuga subterránea de reaparece en manantiales en los cañones de fondo. Millas al sur, enormes sumideros y restos de un tipo de paso de las cuevas son evidencia de algún profuso flujo de agua subterránea.

Abanicándose desde ambos bordes de la Cañón de una milla de profundidad hay inmensas mesetas tapadas con piedra caliza de 500 pies de espesor. Sin embargo, las cuevas parecen pocas y pequeñas en estas vastas extensiones de la  cima de piedra caliza de la meseta.

“Las otras calizas masivas del incomparable cañón yacen 2,000 (pies) por debajo. Por encima de ellos hay 1,500 pies de areniscas y lutitas que deben bloquear el flujo descendente del agua esencial para el desarrollo de la cueva. Sin embargo, en esta gran profundidad se producen las cuevas del Gran Cañón. En el ardiente cañón de roca-con gradas, el avance es difícil y lento de viajar a pie.

Aún así, cueva cueva tras cueva llega la luz de carburo en las profundidades-púrpura de las sombras. Algunos son simplemente huecos poco profundos, importantes sólo por el contenido arqueológico. Otros son colosales alcantarillas naturales, empequeñecidos sólo por sus estupendos alrededores.

“Sin embargo, es esta a menudo despreciada piedra caliza de las mesetas la que acelera los pulsos de las cavernas americanos. Justo al sur del Gran Cañón, fluorescentes productos químicos introducidos en una ‘grieta de tierra’ que succiona de la meseta de Coconino han sido rastreados a un “pozo de resp9iración” a 24 millas de distancia.

Los cálculos iniciales como los de Jewel Cave sugieren un volumen mínimo de aire aquí de más de 7 millones de pies cúbicos. Los científicos de la famosa CORPORATION RAND sospechan la presencia de cientos de pies de estrechas cavernas interconectadas fisurando la vasta meseta.

“Más de un espeleólogo veterano puede considerar un sistema de este tipo de caverna como imposible. Tal vez lo sea, pero las cavernas de Arizona ya ha realizado lo imposible. En la Caverna Sipapu, una grieta de tierra cerca del sitio de estudio de la Rand Corporation, ellos han descendido 500 pies hacia la cavernosa y masiva piedra caliza abajo en la profundidad.

En esta ubicación, la piedra caliza de la superficie tiene sólo 248 pies de espesor. La mitad de su descenso fue a través de piedra arenisca supuestamente no cavernosa.

“Si uno de los raros pozos de cúpula de la meseta de Kaibab se cruza con una sección lavada – hacia fuera de una zona de falla drenándose hacia una cueva de corriente de la Cresta Note, un récord de profundidad estará al alcance. Geológicamente tal circunstancia es poco más que un sueño irreprimible de un espeleólogo superado por la magnificencia del Gran Cañón. Pero puede suceder.

“Quizás impacientes cavernas sondeando las grietas de la tierra de la meseta de Coconino tienen poca oportunidad más que por debajo de la Kaibab. Pero si esas cavernas pueden penetrar dos veces tan profundamente como la Caverna Sipapu, van a empezar a entrar en la piedra caliza donde las grandes cuevas de alcantarillado pueden yacer.

Si tales existen, pueden agrandarse lejos del gran cañón en lugar de hacia el Pudieran no existir en absoluto.

Sin embargo, una red cavernosa empequeñeciendo la de las crestas Mammoth y Flint pueden ser penetrables aquí. Algún día, obsesionadas cavernas pueden romper la barrera de piedra arenisca de Coconino y los esquistos que los sustentan. Si eso sucede, los que siguen sus pasos pueden emerger triunfantes de profundos orificios oscuros en el corazón del Gran Cañón.

“Incluso sin tal triunfo, incluso sin el conocimiento de los cientos de cuevas y cavernas que deben existir escondidas en los huecos de la piedra caliza en las poderosas profundidades de las terrazas, el Gran Cañón debe ser reconocido como una de las grandes áreas de cuevas de los Estados Unidos.

Para algunos, sólo ese reconocimiento sería un logro. Sin embargo, cavernas de cañón horneadas al sol tienen mucho en común con sus compañeros en los Apalaches. Hasta que cada grieta es penetrada, cada hoyo sondeado, los espeleólogos por igual permanecerán insatisfechos.

Frágil de hecho son los hilos que tejen juntos a los espeleólogos de la Caverna Sipapu Caverna y la Caverna Butler sin embargo, tales son los sueños secretos de las cavernas”.

Ciudad Perdida de los Muertos en el Gran Cañón

Investigación en curso por Jack Andrews y Susan Anway
y un equipo de exploradores

Descubierto en 1908 en el Gran Cañón de Arizona

por G. E. Kinkaid de Lewiston, Idaho

dencia para mí en cuanto a su posible participación de conocimientos o experiencias en o alrededor de esta “cueva” se mantendrá confidencial o “anónimo” si así lo desea.

– Jack Andrews

¿Cómo he llegado en contacto con esta historia?

En 1971 una visión de ensueño vino a mí. Estaba actuando como “guía” para un pequeño grupo de personas.

Estábamos caminando por un escarpado acantilado,  en un cañón lateral, lo que finalmente nos condujo a un cañón principal. Las paredes de los acantilados más bajos cerca de la unión de los dos cañones eran de color blanquecino. El resto de los acantilados y laderas variaban en color, desde el rosa/rojo a blanco/amarillo.

Caminamos a lo largo de una playa fluvial (río a nuestra izquierda) hasta que llegamos a una repisa e roca de cerca de 8 pies de ancho, que estaba apretada contra el gran acantilado a nuestra derecha.

La parte superior de la cornisa inclinada arriba más o menos a un ángulo de 30 grados. Caminamos a lo largo de la parte superior de la cornisa, tras llegar a la cima del acantilado. Nos las arreglamos para abrirnos camino muy por encima y sobre muchos acantilados, cornisas y taludes, hasta llegar finalmente a una serie de ‘escalones’ tallados, en la superficie de la roca horizontal ahora ligeramente inclinada.

En la parte superior de la inclinación estaba la abertura de una “cueva” vertical rectangular (más alta que ancha). Le sugerí al grupo, que iba a entrar a mirar alrededor con mi linterna. Di un paso justo en el interior y en la negrura, apunté mi luz en la pared izquierda.

Vi las inscripciones de tipo jeroglífico en la pared de la roca. Apunté la luz a la zona superior de la entrada y vi más jeroglíficos.

Miré más allá en el túnel y sentí un poco de miedo al ver. Volví fuera a pedir al grupo asesoramiento sobre cómo proceder. Es en ese momento me desperté de la visión onírica. Esta visión onírica me ha mantenido en la aventura de la búsqueda de acerca de esta cueva por más de 30 años. La visión del sueño era muy viva.

En el momento de la visión onírica no tenía idea de que era incluso posible caminar por el Gran Cañón y nunca había visitado el Parque Nacional del Gran Cañón.

Yo también nunca había oído hablar de la historia de 1909 de la Gaceta. Unos años más tarde después de mudarme para Arizona visité el Gran Cañón y, finalmente, escalamos mucho de sus rutas de senderismo mantenidas y sin mantener un total de 21 veces, incluyendo una subida de borde a borde y una caminata de 30 millas por la Plataforma Tonto (una formación relativamente horizontal que extiende mucho la longitud del cañón).

En ese tiempo me encontré con la historia de Kincaid de 1909 en una de las revistas de mi padre, sobre el tesoro, bajo una subsección llamada “La Cornisa Perdida”.

He estado investigando la historia desde entonces. Ahora sé de la caminata específica que mi visión de ensueño me presentó hace tantos años. Es la ruta más probable hacia la zona de la cueva. Voy a hablar de eso más tarde cuando nuestro equipo haya decidido hacer pública la ubicación real de esta cueva.

Hace unos meses, viajé al borde del cañón en una zona por encima de la zona de la cueva más probable, con Steve Wingate.

orion6_isis
orion6_isis

Steve y yo nos conocimos, como resultado de mi contacto con él después de leer algunos de sus contactos con John Winston, en los que había publicado información sobre los grupos de  “los visitantes alt.alien” y “alt.alien.investigación” – John Winston ha presentado una fuente de información paranormal durante años en la red y otras áreas de la Internet a igual que Steve Wingate.

Steve parecía muy serio acerca de tratar de encontrar  el actual sistema de cuevas/ túneles/cámaras mencionadas en 1909. Me gustó su seriedad y decidí ponerme en contacto con él.

En ese momento la mayoría de las personas interesadas en esta historia habían erróneamente (en mi opinión investigada) atribuido la ubicación de la cueva a una colina en la parte central del Gran Cañón, llamada “Templo Isis”.

Muchas personas todavía atribuyen la ubicación a la del Templo de Isis. La ubicación de la “cueva” según lo descrito por G.E. Kincaid en 1909 no puede estar ubicada en “Isis”. Algunas personas han sugerido que la otra entrada ya sea al mismo sistema de túneles/cuevas o un sistema totalmente diferente, pero similar está presente en el Isis. Yo soy muy escéptico de esas afirmaciones.

En un lenguaje sencillo, los reclamos que he visto flotando alrededor de la Internet, en lo que respecta al Templo Isis no están respaldadas por evidencia sustancial.

Steve y yo hemos estado trabajando juntos en esta investigación durante alrededor de un año o así.

Hace varios meses algunas otras personas serias se han reunido con Steve y conmigo (o si se quiere “nosotros” nos reunimos con ellos), a lo que ahora es un “equipo” de exploradores/investigadores. Varios de estos miembros del “equipo” ya tenían un gran interés en esta “cueva” cuando nos conocimos.

Todos nos reunimos básicamente a través de una serie de eventos sincrónicos…. y aquí es donde estamos actualmente. Todos estamos de acuerdo en básicamente la misma área física en el Gran Cañón como un candidato ideal para la ubicación de la “cueva”.

Trabajamos en conjunto y de manera independiente, siempre mirando y escuchando en busca de pistas e información que con el tiempo dará lugar a una revelación de lo que “realmente” sucedió en esta cueva en varios puntos de la historia, lo que puede implicar la historia en el presente y para el futuro, y lo que significará una revelación eventual de la verdadera historia detrás de esta “cueva”.

Revelada.La Ubicación de… La “Cueva” de Kincaid

por Jack Andrews

Con gratitud a Steve Wingate

por sus propios esfuerzos en la búsqueda de esta cueva y nuestro esfuerzo conjunto para resolver este misterio.

Un análisis sobre la probable ubicación de una presunta “Ciudadela Subterránea”

Alegada de estar en el Gran Cañón del río Colorado, Arizona,

de acuerdo a una historia  en el “Phoenix (Arizona) Gazette” primera página de prensa de fecha “05 de abril 1909″

Publicado por primera vez el 27 de junio 2001 en: “Civilizaciones Perdidas y Misterios Ocultos”

Exploración e imaginación con Jack Andrews y Susan Anway:

He sabido de esta ubicación desde 1972.

He mantenido el secreto desde entonces.

Siento que es el momento adecuado para revelar la ubicación.

Jack Andrews 27 de junio 2001.

Un artículo de primera plana que se desarrolló en el “Gazette de Phoenix (Arizona)”, un importante periódico de Arizona de la época, de 5 de abril de 1909, que comenzaba con el título, “Exploraciones en el Gran Cañón” “Misterios de la Inmensa rica Caverna Siendo Sacados a la Luz” “Jordania está entusiasmado”  “Notables Hallazgos Indican que Pueblos Antiguos Emigraron Desde Oriente.”

La historia habla de un explorador solitario, G.E. Kincaid, descrito como “un explorador y cazador de toda la vida” y “Treinta años de haber estado al servicio del Instituto Smithsoniano”, que viajaba solo, por el río Colorado, en un barco de madera, en busca de “mineral”.

El Sr. Kincaid dijo haber visto “manchas en el sedimento” en la pared en la pared este del cañón por el que viajaba. Lo más probable es que llegó en su bote, y se abrió camino hasta el lado este del cañón, y sobre una “plataforma”, luego caminó “escalones” hasta la entrada de la “boca de una cueva”. Entró y descubrió pasillos, habitaciones, “momias”, “objetos de cobre” y otros “artefactos”, junto con lo que se apareció en el momento ser “jeroglíficos” de un tipo “egipcio” u “oriental”.

Esto es sólo una breve descripción de lo que encontró y vio.

El resto de la historia continúa relatando cómo Kincaid llevó unos artefactos de vuelta a Yuma Arizona y luego los envió a Washington (presumiblemente al instituto Smithsoniano, aunque no lo dijo específicamente) que luego pasó a investigar más a fondo el sitio bajo la supervisión de “S.A. Jordan” y un grupo de arqueólogos de un “grupo” que eventualmente iba a ascender a 30-40 personas. Es importante señalar aquí que S.A. Jordan no fue nombrado como  empleado Smithsoniano.

El artículo sólo dice que “supervisó” las exploraciones.

Para los efectos de este análisis, voy a tratar de no especular o entrar en razones que puedan tener que determinar si la historia del Sr. Kincaid es o no es verdadera o falsa. Ese tema separado que he tratado en: La Ciudad Perdida de los Muertos en el Gran Cañón.

Mi propósito al escribir este artículo es determinar de la mejor manera posible, de las propias palabras del Sr. Kincaid, y mi propia experiencia y otra de investigación, donde la supuesta ” cueva “y posterior” ciudadela “podría haber sido localizada (o “está” ubicada, si realmente existe o todavía existe) en el  Parque Nacional del Gran Cañón.

Voy a determinar lo que creo que es la ubicación más probable sobre la base de pruebas obtenidas a partir de la descripción del propio Sr. Kincaid de la ubicación, mi conocimiento del Gran Cañón de veintiún caminatas debajo de sus bordes, mi amplia lectura e investigación sobre el Gran Cañón, datos de la elevación del área a partir de mapas topográficos USGS, distancias de kilometraje en el río Colorado, “nombres de lugares” históricos en el Gran Cañón, y “capas” geológicas en el Gran Cañón, junto con varias otras fuentes de investigación, algunos de las cuales se enumeran al final de este escrito en mis “Referencias y notas”.

Voy a tratar de hacer un caso para su ubicación en un punto relativamente específico en el área del Cañón de Mármol  del Gran Cañón Parque Nacional, al lado y, posiblemente incluyendo una porción de la Reservación de los Indios Navajo, (la parte subterránea de las cavernas) en el noreste de Arizona.

Voy a citar las propias palabras de G.E. Kincaid sobre la ubicación que se publica en la historia de la “Gaceta” “y añadir mis razones bajo cada cita para mi interpretación de sus palabras y cómo describen lo que deduje que es el lugar en el año 1972 y todavía creo, es la ubicación hoy.

“En primer lugar me impresiona que la caverna es casi inaccesible” 

G.E. Kincaid

(Phoenix / Arizona Gazette, 1909) 

Esto implica que la ubicación es muy difícil de alcanzar (al menos en 1909, cuando Kincaid lo describió).

Estoy de acuerdo en que la ubicación habría sido difícil de alcanzar en el año 1909, y además, sería difícil (aunque menos difícil que en 1909) llegar a ella en la actualidad. La ubicación por debajo de la misma cueva, se encuentra en una profunda hoz del río (Marble Canyon), accesible por cualquiera que llega allí en un barco o en un viaje flotante, o a pie desde el borde de la garganta del río Little Colorado, en la reserva Navajo reserva.

También se podría ir de excursión desde el camino de Tanner, o abajo en la pista de North Rim Nankoweap, cruzar el río Colorado (ilegalmente) y caminar por la orilla este hasta un punto frente a Kwagunt Rapids.

La caminata más práctica implicaría caminar por algunas zonas escarpadas del  “Hopi Salt Trail” en la garganta del cañón del río Little Colorado, luego caminar varias millas hacia el oeste de la confluencia de los ríos Colorado y Little Colorado en el Gran Cañón. (Marble Canyon) Luego, el viaje requeriría una caminata relativamente llana a lo largo del río Colorado en dirección norte durante varios millas.

En 1909 estas opciones habrían sido mucho más difíciles, ya sea en bote hacia la ubicación en un barco de envoltura dura (como lo hizo Kincaid), o ir de excursión allí a pie. Los barcos rígidos de la época alrededor de 1909 eran mucho más peligrosos en los rápidos del Gran Cañón que sus equivalentes modernos, las balsas inflables.

Además, en 1909 los senderos en el sitio habrían sido menos conocidos y recorridos con menor frecuencia, haciendo el viaje de senderismo a la ubicación mucho más peligroso.

Se podría, en teoría intentar una bajada desde el borde hacia abajo  y una subida a la zona cercana a la cueva.

“La entrada está a 1,486 pies por la pared de un escarpado cañón”

G.E. Kincaid

(Phoenix / Arizona Gazette, 1909) 

orion7_Camp_Site
orion7_Camp_Site

Esto solo demuestra que la  “cueva de entrada” sería difícil de encontrar y lo más probable es que involucra habilidades de escalada de roca y sería muy peligroso.

Acantilados como éste son comunes en Cañón Mármoly acantilados verticales también son comunes cerca del río en esta zona. Los 1,486 pies de Kincaid es también un importante marcador de la elevación en la determinación de la ubicación de este sitio.

He estado en la zona por encima del tramo de tres millas del cañón, donde muy probablemente existe la cueva, y como se puede ver en la foto de abajo, los acantilados justo por debajo del borde son muy empinados y intransitables a pie.

“Me dirigía por el río Colorado en un bote, solo, en busca de mineral. Algunas cuarenta y dos millas río arriba del Cañón Tovar Crystal…”

G.E. Kincaid

(Phoenix / Arizona Gazette, 1909) 

Aquí Kincaid afirma que fue “viajando” hacia abajo “del río Colorado.”

“Hacia abajo” de un río (cualquier río) no es por lo general, siempre interpretado en el sentido de “con la corriente del río.” Este uso de la palabra “abajo” ha sido confirmado por mis conversaciones y correspondencia con los corredores fluviales, historiadores y, en particular, los corredores del río Colorado. Kincaid luego pasa a utilizar el término “río arriba”.

“Río arriba” es lo contrario de “río abajo” y es interpretado en general en el sentido de “en contra de la corriente del río” Esto también ha sido confirmado por fuentes anteriores.

Estos términos no serían generalmente confusos en la conversación cotidiana acerca de un barco que se mueve a lo largo de un río, pero aclaro aquí esto porque son términos críticos para determinar la ubicación declarada de la cueva de Kincaid. El río Colorado corre desde una ubicación noreste en Marble Canyon, en dirección sur y suroeste, a través del propio Gran Cañón. La corriente fluye de norte a sur en el área que Kincaid describe.

Así que voy a asumir con cierta exactitud que Kincaid estaba viajando “hacia abajo” del río a través del Gran Cañón, en una dirección sur suroeste. También voy a asumir que cuando dijo “río arriba”, se estaba refiriendo a un lugar en contra de la corriente, o al norte, al noreste de su punto de referencia dado. (“Crystal Canyon  El Tovar”)

Kincaid se refiere a la ubicación de la  “cueva” como estando a una cierta distancia del Crystal Canyon El Tovar”.  El nombre, “El Tovar” se originó históricamente de “Don Pedro Tovar”, uno de los capitanes españoles exploradores de Coronado, que en agosto de 1541 fue enviado a explorar la “tierra” Cebolla, ubicada en la provincia de Tusayan. (Arizona del noreste, cerca de las tierras Hopi)

Tovar encontró el “Moqui “( aldeas Hopi), cuyos habitantes le informaron que existía una “gran río” a varios días de viaje hacia el norte. (El Colorado del Gran Cañón) Tovar ha reportado esto a Coronado que envió al capitán Cárdenas a “buscar el gran río”.

 

Cárdenas finalmente llegó al río y los grandes acantilados del Gran Cañón (aún no tenía el nombre “Gran”). Algunos de su partido trataron de cruzar el gran abismo del cañón y fallaron, incapaces de escalar por las escarpadas paredes y empinadas laderas de la barranca.

A Cárdenas por lo tanto se ha concedido la distinción histórica de ser el primer no nativo americano (“europeo” ) en ver el Gran Cañón.

A los efectos aquí estoy preocupado con el uso de Kincaid del término “El Tovar”, en referencia a “Crystal Canyon.” Yo altamente sospecho que Kincaid se refiere al  Hotel El Tovar en el borde sur del cañón, en Grand Canyon Village. Este gran edificio fue construido en el borde del cañón entre los años 1903 y 1905. El 14 de enero 1905 El Tovar Hotel abrió sus puertas al público.2

En el artículo del 5 de abril de 1909 de la Gaceta de Phoenix (Arizona),  se afirma que Kincaid “trajo la historia” de la “ciudadela subterránea” “a la ciudad” ( Phoenix y la Gaceta ) “ayer” (4 de abril, 1909) después de haber “descubierto” el sitio “hace varios meses “.

Esto implicaría que Kincaid descubrió la ciudadela en 1908 o 1909. Ahora sé que lo más probable descubrió el sitio en octubre de 1908. Es posible, entonces, que no conocía el Hotel El Tovar (inaugurado en 1905) y podría haber estado refiriéndose al nombre del hotel en referencia al “Crystal Canyon”.

La boca de Crystal Canyon ( Crystal Creek realidad ) debe ser visible desde una ventana del hotel, o en algún lugar cerca del hotel (un punto de vista desde el borde) y Kincaid simplemente utiliza el hotel como punto de referencia que los lectores dla Gaceta podrían relacionar, ya que el hotel era una nueva característica y un lugar destacado para quedarse en el borde.

Los tramos medio superiores del área del Crystal Creek  del cañón deberán ser visibles desde El Tovar Hotel (ver mapa abajo).

orion7_CrystalCreek
orion7_CrystalCreek

En cualquier caso, la única otra estructura pública moderna en la actualidad en cualquier lugar cerca de Crystal Creek es Phantom Ranch, y éste fue construido en 1922 varios años después del descubrimiento de Kincaid y la aparición del artículo en la Gaceta de Phoenix (Arizona).

El hotel El Tovar parece ser el punto de referencia de conocimiento público más cercano a Crystal Creek (cañón) que los lectores de la Gaceta podrían relacionar, y  probablemente fue utilizado en ese sentido por Kincaid como punto de referencia para el público en general.

La importancia de “El Tovar Crystal Canyon” es que muy probablemente se refiere a Crystal Creek y su cañón circundante.

En una extensa búsqueda en el área del Gran Cañón, en referencia a las revistas históricas, varios mapas históricos y modernos, guías de caminantes, guardabosques, historiadores del Gran Cañón, Topónimos del Gran Cañón y muchas otras fuentes, no soy capaz de subir cualquier referencia a ” Cañón de Cristal El Tovar”.

El único otro lugar que se acerca a la denominación “Tovar” es “Terraza Tobar” más hacia el oeste en el Gran Cañón , pero Terraza “Tobar” está confinado con el este por “Blacktail Canyon “, y con el oeste por “Ciento Veintidós Mile Creek “.

Ambos nombres no son ni remotamente cercanos al nombre “Crystal Canyon” mencionado por Kincaid en 1909.

Diversas fuentes coinciden en que la referencia que más probablemente se refiere al cañón en el que  fluye Crystal Creek, un cañón lateral a la salida del río Colorado en el corazón del Gran Cañón.

Estoy de acuerdo con que Kincaid  probablemente se estaba refiriendo a “Crystal Creek” y a su cañón asociado en el kilómetro 98 en el Río Colorado en el Gran Cañón, sobre todo porque “Crystal Creek” es comúnmente etiquetado en los mapas del Gran Cañón  y mapas fechados al período en que Kincaid viajó por el río.

orion7_crsystalcreek1
orion7_crsystalcreek1

Mapa de 1903 mostrando Crystal Creek. Este mapa se habría estado disponible para G.E. Kincaid

Puntos designados por el río Colorado en el Gran Cañón se denominan con números tales como “98 millas” arriba.

Estos puntos se refieren a una distancia en el río Colorado a partir del Ferry Lee, Arizona, un punto de partida común para muchos paseos en bote por el río Colorado, Crystal Creek.

El candidato más probable para “El Cañón Cristal El Tovar Crystal”, de Kincaid  está en el kilómetro 98.
“Algunas cuarenta y dos millas río arriba del Cañón Cristal El Tovar”

G.E. Kincaid ,Phoenix / Arizona Gazette, 1909
Restando 42 millas desde la milla 98 nos deja con la  milla 56.

Recuerde que “río arriba” es “contra la corriente”, y en el Gran Cañón, esto significa hacia Ferry Lees. Milla 56 está en Kwagunt Creek o en el rápido Kwagunt en Cañón Mármol.

orion7_distance
orion7_distance

Mapa del Parque Nacional del Gran Cañón. mostrando “42 millas” de Kincaid como una línea roja en el río.

Cañón Mármol consiguió su nombre del Mayor John Wesley Powell, quien en agosto de 1869, escribió en su diario sobre “acantilados de mármol“, que contenía” un gran número de cuevas“.

Es importante señalar aquí que Powell declaró que Cañón Mármolcontenía “un gran número de cuevas“. La ” ciudadela” de la que habla Kincaid habla en su historia está en una “cueva“.

Desde el tiempo de Powell muchas cuevas han sido observadas o descubiertas en la zona de Marble Canyon, incluyendo la Cueva de Stanton, una gran cueva en la formación Redwall  en el kilómetro 31.7 y un importante sitio arqueológico.

orion7_gcr1032m
orion7_gcr1032m

Cueva de Stanton en Marble Canyon Grand Canyon, Arizona

“Cañón Mármol” o desfiladero en el río Colorado entre las bocas Paria y Little Colorado, llamado así por el comandante Powell 1869.

“Hemos cortado a través de las piedras de la arena y las piedras calizas en la parte superior del cañón y por medio de una gran cama de mármol de mil pies de espesor. Así lo llamamos ‘Cañón Mármol’. Es d 65½ millas de largo.”

Powell

Dellenbaugh escribe:

“Debido a que la formación era principalmente de un mármol gris de grano fino, Powell llegó a la conclusión de llamar esta división por un nombre distinto y le dio el título de Cañón Mármol. “Decisión USG 1

“Algunas cuarenta y dos millas río arriba desde el  cañón Crystal El Tovar, vi en la pared este, manchas en la formación sedimentaria… ”

G.E. Kincaid (Phoenix / Arizona Gazette, 1909) 

En la milla 56 (arroyo y rápido Kwagunt) el cañón de Mármol y el río Colorado da la vuelta en una dirección y tiende hacia sudeste casi directamente al sur por aproximadamente 3,3 millas. (Ver USGS sección del mapa topográfico de la zona de abajo):

orion7_KwaguntLarge
orion7_KwaguntLarge

El tramo de la milla 5.5 (o algo así) del río Colorado en el Cañón de Mármol

(Parque Nacional del Gran Cañón, y Navajo Nation “Dineh”)
que muy probable todavía se esconda la ‘cueva’ perdida de G.E. Kincaid”

“Algunas cuarenta y dos millas río arriba del Cañón Crystal El Tovar, vi en la pared este, manchas en formación sedimentaria…”

G.E. Kincaid

(Phoenix / Arizona Gazette, 1909)

Ya en 1909 Kincaid  más probablemente siguió la vuelta del río aquí en la milla 56 dirigida hacia el sur. En su búsqueda de “mineral” levantó los ojos y vio en “la pared este, manchas en la formación sedimentaria a unos 2,000 pies sobre el lecho del río”.

Varias de las observaciones de Kincaid son muy importantes aquí.

  1. Kincaid cuenta de las “manchas” en la pared este.Mirando el mapa topográfico, es fácil ver que él habría estado en una posición en el río para estar justo al lado de un “muro oriental”, inmediatamente después de pasar por el rápido Kwagunt.2. Las “manchas” según Kincaid estaban “en la formación sedimentaria”. Esto es muy importante. La geología de la región del cañón de mármol  es básicamente un registro de depósitos sedimentarios alterados. Desde el borde del río, en el Cañón de mármol hay capas sucesivas de depósitos sedimentarios modificados. Esto se puede ver en el siguiente diagrama, que muestra las distintas formaciones desde el borde hasta el río.

He delineado las formaciones presentes en Cañón Mármol, en el diagrama.

La mayoría de todas las formaciones tuvieron sus orígenes como depósitos sedimentarios. Es importante destacar aquí que en este tramo particular del Gran Cañón, los ríos de sedimentos modificados del “Cañón de Mármol” llegan desde el borde hasta el río.

orion7_formations2
orion7_formations2

Imagen Modificada por Jack Andrews 2001

Más al sur y al oeste en el Gran Cañón la “Garganta Interna” del Colorado (±1200-1900 pies de alto) a lo largo de ambos lados del río, se componen de Esquisto de Vishnu, una formación de 2 billones de años (más o menos), de color marrón oscuro de areniscas extremadamente alteradas lutitas y calizas, mezcladas con flujos de lava.

La suave roca oscura del Vishnu esquisto es el resultado del metamorfismo, alterado (en este caso) por la enorme presión de yacer (originalmente) bajo casi 12 millas de formaciones, aplastado plegado y fundido en su actual estado altamente alterado.

Tomaría un tramo de la imaginación  ver a Kincaid mirando hacia arriba en la superficie de color marrón oscuro casi vidriosa del Esquisto de Vishnu  que calificó de “formación sedimentaria”.

Además, inmediatamente por encima de la garganta Interna ( Vishnu esquisto ), está la ” Plataforma Tonto“, una plataforma casi horizontal de suaves colinas, que se extiende por una distancia horizontal desde el borde de la Garganta Interior .

No es una formación conocida por cuevas. Kincaid dijo que vio “manchas en la formación sedimentaria a unos 2,000 pies sobre el lecho del río”.

En el área de la Garganta Interna de Esquisto de Vishnu, si Kincaid levantó la vista, habría visto sólo el borde del Esquisto de Vishnu a unos 1200-1900 pies, y no habría sido capaz de ver mucho de la horizontal Plataforma Tonto, justo por encima de la Garganta Interna, que habría estado fuera de su línea de visión (horizontal). No habría visto “manchas en la formación sedimentaria”, ya que el esquisto Vishnu raramente es “sedimentario”.

Asimismo también se habría situado incorrectamente en el río, ya que no estaría aún cerca de “42 millas río arriba de El Tovar Crystal Canyon” (Crystal Creek y el cañón), si en el Esquisto de Vishnu área de la garganta Interior.

A continuación el mapa USGS topo, mostrando el Inner Gorge o Garganta interna ( esquisto de Vishnu ) Como “Garganta Granito”, en la zona central del Parque Nacional del Gran Cañón. Cuanto más horizontal, se puede ver la “Plataforma Tonto”   justo debajo del marcador de pies de elevación 3898 (abajo a la derecha) en el área que contiene el nombre “Tonto Trail.”

Si se mira hacia el norte a través del río, donde dice:” Clear Creek Trail “verá la “Plataforma Tonto” de nuevo, como una amplia formación más horizontal. (Las líneas topográficas más separadas)

orion7_gc_pr_bb
orion7_gc_pr_bb

El área mostrada como “Barranca de Granito” (dice” GARGANTA “) es la “Garganta Interna”, la formación “Esquisto Vishnu”, al lado del río.

También es cierto que las vistas del Cañón Mármol, al nivel del río son algo limitadas, debido a las escarpadas paredes de la formación e pared roja, justo por encima del río.

Pero en el kilómetro 56 en el río Colorado  en el Cañón de mármol, hay una gran brecha en las paredes verticales que permitiría una visión clara hasta el nivel de 2,000 pies cerca de donde Kincaid dijo que vio “manchas en el sedimento”.

En el río cerca “los Rápidos Kwagunt”, la elevación del río es de cerca de 2,760 pies. La elevación en el borde de arriba de Kwagunt es de aproximadamente 6,050 pies. (Ambas elevaciones varían ligeramente en el tramo 6 millas que he designado como proveedor de la “cueva”.)

Si restamos 2760 (fluviales a nivel del suelo) pies de distancia de 6050 pies (en la parte superior del borde) tenemos 3,290 pies como la altura real de la cañón en Kwagunt , desde el río hasta el borde.

Recuerde que Kincaid dijo:

“Vi en la pared este manchas en la formación sedimentaria a unos 2000 pies sobre el lecho del río”

También dijo:

“La entrada es a 1486 pies por la pared de un cañón escarpado ..” (Es decir, desde el borde hacia abajo)

Si añadimos las dos cifras de Kincaid, 2000 pies y 1486 pies nos encontramos con 3,486 pies de altura como la altura de Kincaid desde el río hasta el borde.

Esa cifra tiene únicamente 196 pies de variación de la altura real (desde el río hasta al borde de 3,290 pies) en el actual emplazamiento días!

Teniendo en cuenta que las elevaciones del borde y fluviales varían casi 200 pies combinados en ese tramo de 6 millas del cañón, es evidente que las medidas de Kincaid son muy precisas en el área en la que afirmó que no veía la cueva.

Por las razones detalladas anteriormente, que creo que la “cueva” que se describe en la historia titular de la Gaceta de Arizona el 5 de abril de 1909 y su fantástica instalación subterránea está  situada por encima de un aproximado tramo de seis millas del Río Colorado en Cañón Mármol, en la frontera de la Nación Navajo por encima de una zona cercana a los Rápidos Kwagunt.

Referencias y notas

  1. Will C. Barnes Arizona Topónimos (The University of Arizona Press, 1988)
  2. Margaret M. Verkamp Historia del Parque Nacional del Gran Cañón (A Tesis presentada a la Facultad del Departamento de Historia, Escuela de Posgrado de la Universidad de Arizona, 1940)
  3. Michael F. Anderson Vivir en el borde, los exploradores, los explotadores y los pobladores de la Región del Gran Cañón (Grand Canyon Asociación, 1998)
  4. Byrd H. Granger Gran Cañón Topónimos (The University of Arizona Press, Tucson, 1960 )
  5. Robert C. Euler, Editor, La Arqueología, Geología y Paleobiología de la Cueva de Stanton, Parque Nacional del Gran Cañón, Arizona (Gran Cañón Asociación de Historia Natural de la monografía número 6, 1984)
  6. Halka Chronic, Geología en carretera de Arizona, ( Mountain Press Publishing Co., Missoula, febrero de 1989, sexto de impresión), en la página 280 el autor describe la formación Vishnu, y es este debate que me refiero en mi texto.

 Mapa de Estados Unidos de Civilizaciones Perdidas 

Mapa mostrando la ubicación de un posible

contacto precolombino,  Megalítico Antiguo y Sitios misteriosos

orion8_usmap2
orion8_usmap2

Mapa original y notas por Jack Andrews

  1. Isla de Monhegan, Maine Ogham, alegada  inscripción en el antiguo idioma celta Goidelic. Ver Columbus fue el último por Patrick Huyghe, Hyperion, Nueva York, Nueva York 1992, p. 68. Este es un interesante libro que se refiere a muchos de estos sitios. – Jack
  1. Los Lunas, Nuevo México (15 millas al noroeste), cerca de las orillas del Río de Río Puerco un antiguo paleo-hebreo inscripción sobre una gran roca plana, que contiene una versión ligeramente abreviada del Decálogo o los Diez Mandamientos.Ver Weird America de Jim Brandon, EP Dutton, New York, New York, 1978, p. 145. El autor utiliza un enfoque único para la investigación, viajando a muchos de los sitios descritos, interesante e inusual lectura. – Jack
  1. Tucson, Arizona (Silverbell Road) El Tucson “Lead Cruces” con inscripciones latinas y hebreas, una de las cuales establece que: “Consejos de las grandes ciudades, junto con setecientos soldados 800 DC, 01 de enero.””Estamos por encima del mar hasta Calalus, una tierra desconocida…” Ver Calalus: una colonia judía romana en América desde la época de Carlomagno a través de Alfredo el Grande por Cyclone Covey, Nueva York: Vantage Press, 1975. Este es un excelente libro escrito por una autoridad muy bien informada. Recomiendo y admiro el trabajo del Dr. Covey. Es único de una investigación profunda y educativo. – Jack
  1. Searsport, Maine, cabeza tallada de un druida (Sacerdote Celta) fue supuestamente encontrado cerca de aquí.Ver Columbus fue el último de Patrick Huyghe, Hyperion, Nueva York, Nueva York 1992, p. 68 ver mis comentarios sobre este libro, por encima. – Jack
  1. White River, Vermont, Cámara con inscripciones posiblemente dedicadas al dios celta Piedra del Sol, “Bel”.Ver Columbus fue el último de Patrick Huyghe, Hyperion, Nueva York, Nueva York 1992, p. 66 ver arriba – Jack
  1. 20 millas NE de Florence, Arizona a lo largo de la cerca de la ciudad fantasma de Gila River “Cochran”, cuatro presuntas “construcciones fenicias” gran mortero de piedra – menos de mampostería abovedadas “hornos de colmena”.Ver Wierd América por Jim Brandon, EP Dutton, New York, New York, 1978, p. 5 ver mis comentarios en este libro arriba – Jack
  1. Solem Township, fuera de Kensington, Minnesota, (probable ubicación en el mapa) del conocido “Runestone” Kensington, con supuestas inscripciones vikingas.Ver Wierd América por Jim Brandon, EP Dutton, New York, New York, 1978, p.116 ver mis comentarios en este libro por encima de – Jack
  1. Heavener Runestone State Park, Oklahoma, con un gran monolito, inscripción alegada de tener 1,000 años de antigüedad.Ver Wierd América por Jim Brandon, EP Dutton, New York, New York, 1978, p. 185 ver mis comentarios en este libro por encima de – Jack .
  1. Grand Canyon, Arizona, alegada ciudadela subterránea “egipcia/E. India/Tibetana”
  1. St. Louis, Michigan (Condado Gradiot) tablillas de arcilla con posibles inscripciones en escritura “copto cristiana” (huido de Egipto alrededor del siglo 5 DC).Consulte “Reliquias Michigan: ¿Son fraudes?” Rudolph Etzenhouser en América Antigua: Arqueología de las Américas antes de Columbus, vol. 6, número 37, p.13. Creo que la revista Ancient American es una excelente salida para ambos publicados y no publicados autores y una revista muy interesante… gran lectura para los antiguos misterios interesadas. – Jack
  1. Louisville, Kentucky (“cascadas del río de Ohio”) Stone Fort cree que fue construido por marineros de Gales sobre 1169 AD – Ver Tesoros Perdidos, enterrados y hundidos del Medio Oeste por Michael Paul Henson, auto publicado, Jeffersonville, IN 1973, p.25 Un excelente auto publicado el libro no sólo para el cazador de tesoros, pero aquellos que disfrutan de curioso y poco conocido relatos históricos. – Jack
  1. Debajo de Clarksville, Indiana, (campo grande) seis esqueletos encontrados en 1799 vestidos de armadura con el “escudo de armas galés” en los esqueletos.George Rogers Clark cree que los esqueletos posiblemente serán los soldados mencionados en la nota (11). Anteriormente. En “Sketches of Louisville” (1819 Henry McMurtrie) dijo: El campo contenía “una inmensa cantidad de huesos humanos” dispersos de una manera tal que no podría haber sido un lugar de enterramiento. – Ver Lost Treasures Enterrado y hundido del Medio Oeste de Michael Paul Henson, auto publicado, Jeffersonville, IN 1973, p. 27 Ver mis comentarios sobre este libro por encima de – Jack
  1. Nachi Kulik (“Ha-AK Muerto”) Un Cerro de Trincheras, yacimiento megalíticoque puede remontarse a miles de años
  1. Tohono O’odham Nation, (Baboquivari Peak, Arizona) Posibles visitantes hindúes antiguos a Baboquivari Ver El O’odham: nativos americanos con los antepasados ​​de la India ? Por Gene D. Matlock, BA, MA, y mirar un mapa de los Tohono Nación O’odham para los nombres hindúes y similares. – El sitio web de Jack Gene Matlock es muy informativo extremadamente interesante. – Jack
  1. Idaho (ubicación aproximada) “huevo” de  “alabastro” que lleva el supuesto cartucho del faraón egipcio “Tutankamon” descubierto por un “señor Kincaid”

El Gran Descubrimiento

por David H. Childress
El artículo de la Gaceta, de fecha abril 5,1909, comienza con cuatro titulares,

“Exploraciones en el Gran Cañón”

“Misterios de la inmensa  y rica caverna rico siendo traídos a la luz”

“Jordan está entusiasmado”

“Los notables hallazgos Indican que Antiguos Pueblos emigraron desde el Oriente”

La historia entonces continúa (transcrita íntegra):

Las últimas noticias de la marcha de las exploraciones de lo que ahora es considerado por los científicos, no sólo como el descubrimiento arqueológico más antiguo en los Estados Unidos, sino que también uno de los más valiosos en el mundo, que se mencionó hace un tiempo en la Gaceta, fue traído a la ciudad por G.E. Kincaid, el explorador que descubrió esta gran ciudadela subterránea del Gran Cañón durante un viaje a Green River, Wyoming, por el río Colorado, en un barco de madera, hacia Yuma, hace varios meses.

Según la historia relacionada con la Gaceta, los arqueólogos del Instituto Smithsoniano, que está financiando las exploraciones, han hecho descubrimientos que casi concluyentemente prueban que la raza que habitó esta misteriosa caverna, excavada en roca sólida por manos humanas, era de origen oriental, posiblemente de Egipto, y se remonta a Ramsés.

 

Si sus teorías nacen por la traducción de las tablillas grabadas con jeroglíficos, el misterio de los pueblos prehistóricos de América del Norte, sus artes antiguas, quiénes eran y de dónde venían, será resuelto. Egipto y el Nilo, y Arizona y Colorado estarán vinculados por una cadena histórica remontándose a las edades que hacen tambalear la imaginación más increíble del ficcionista.

 

Bajo la dirección del Profesor S. A. Jordan, el Smithsoniano está ahora llevando a cabo las exploraciones más exhaustivas, que serán continuadas hasta que se forje el último eslabón de la cadena.

 

Casi un kilómetro bajo tierra, a unos 1,480 pies bajo la superficie, el paso principal de mucho tiempo se ha profundizado, para encontrar otra cámara gigantesca desde la cual se extienden decenas de pasillos, como los radios de una rueda.

orion6_diagram
orion6_diagram

 

 

 

 

Varios cientos de habitaciones han sido descubiertas, alcanzadas por los pasillos que corren desde el pasillo principal, uno de ellos ha sido explorado por 854 pies y otro por 634 pies.

 

Los hallazgos recientes incluyen artículos que nunca antes han sido conocidos como nativos de este país y que, sin duda, tuvieron su origen en el oriente. Armas de guerra, instrumentos de cobre, de bordes afilados y duros como el acero, indican el alto grado de civilización alcanzado por este extraño pueblo.

 

Tanto se han interesado los científicos que se están haciendo preparativos para equipar el campo de estudios extensos, y será incrementada la fuerza a treinta o cuarenta personas.

Antes de ir más adentro en la caverna, tendrán que ser instaladas mejores instalaciones para la iluminación, ya que la oscuridad es densa y bastante impenetrable  para una linterna promedio. Con el fin de evitar perderse, están colgados cables desde la entrada hacia todos los pasillos que conducen directamente a grandes cámaras.

 

Nadie puede adivinar hasta dónde se extiende esta caverna, pero ahora se cree que mucho de lo que ha sido explorado no son más que “barracas”, para usar un término americano, para soldados, y que más allá en el mundo subterráneo se encontrarán las principales viviendas comunales de las familias. La perfecta ventilación de la caverna, el constante aire seco que sopla a través, indica que tiene otra salida a la superficie.

Kinkaid fue el primer hombre blanco nacido en Idaho, y ha sido un explorador y cazador toda su vida, treinta años después de haber estado al servicio de la Institución Smithsoniana.

 

Incluso contada brevemente, su historia suena fabulosa, casi grotesca.

“En primer lugar, me impresiona que la caverna es casi inaccesible. La entrada está a 1,486 pies abajo en la pared de un escarpado cañón. Está ubicada en tierra del gobierno y a ningún visitante se le permite ir allí bajo pena de invasión de propiedad privada.

 

Los científicos desean trabajar sin ser molestados, sin temor a que los descubrimientos arqueológicos sean perturbados por curiosos o por  cazadores de reliquias.

 

 

orion6_marble
orion6_marble

Cañón de Mármol, Gran Cañón de Arizona

 

 

Un viaje allí sería inútil, y el visitante sería enviado de regreso.

 

La historia de cómo encontré la caverna ha sido relatada, pero en un párrafo: me dirigía por el río Colorado en un bote, solo, en busca de mineral. Algunas cuarenta y dos millas río arriba del Cañón de Cristal El Tovar, vi en la pared este, manchas en la formación sedimentaria a unos 2,000 pies sobre el lecho del río. No había rastro hasta este punto, pero finalmente llegué a ella con gran dificultad. Por encima de un estante que se ocultaba de la vista desde el río, estaba la boca de la cueva.

 

Había escalones que conducen desde esta entrada a unos treinta pies a lo que era, cuando la caverna estaba habitada, el nivel del río. Cuando vi las marcas de cincel en la pared interior de la entrada, me interesé, aseguré mi arma y entré.

 

Durante ese viaje regresé unos cientos de pies por el pasillo principal, hasta que llegué a la cripta en la que descubrí las momias. Ante una de ellas me puso de pie y le fotografié con una linterna. Recogí una serie de reliquias, que llevaba por el río Colorado a Yuma, de donde las envié a Washington con detalles del descubrimiento. Después de esto, se llevaron a cabo exploraciones. ‘

 

“El pasillo principal es de unos 12 pies de ancho, estrechándose hasta nueve pies hacia el extremo más alejado. Aproximadamente unos 57 pies de la entrada, los primeros pasillos se ramifican hacia la derecha y la izquierda, a lo largo de los cuales, en ambos lados, hay una serie de habitaciones del tamaño de las salas de estar comunes de hoy en día, aunque algunos son de 30 por 40 pies cuadrados.

 

A éstos se entra por puertas de forma ovalada y son ventilados por espacios de aire redondos a través de las paredes en los pasajes. El paredes son cerca de tres pies y seis pulgadas de espesor. Los pasillos están cincelados o cortados lo más recto, como podría haberlo hecho o diseñado un ingeniero.

 

Los techos de muchas de las habitaciones convergen hacia el centro. Los pasillos secundarios cerca de la entrada se extienden hacia un ángulo agudo desde la sala principal, pero hacia la parte posterior gradualmente van llegando a un ángulo recto en dirección.

“Más de un centenar de pies de la entrada está una sala de cruz, de varios cientos de pies de largo, en la que se encuentra un ídolo o imagen, del dios de la gente, con las piernas cruzadas, con una flor de loto o lirio en cada mano. El corte de la cara es oriental, y la talla muestra una mano hábil, y la vestimenta es muy bien conservada, como lo está todo en esta caverna.

 

El ídolo más se parece a Buda, aunque los científicos no están seguros de qué el culto religioso representa.

 

 

orion6_KinkaidCave
orion6_KinkaidCave

representación 3D por computadora de Jack Andrews

 

 

Teniendo en cuenta todo lo encontrado hasta el momento, es posible que este culto más se parezca a la antigua gente del Tíbet.

 

Alrededor de este ídolo hay las imágenes más pequeñas, algunas muy hermosas en forma, otras de cuello torcido y distorsionado, simbólico, probablemente, del bien y del mal. Hay dos grandes cactus con brazos sobresalientes, uno a cada lado de la tarima en la que está el dios en sentadillas.

 

Todo esto está tallado en roca dura, pareciéndose al mármol.

 

En la esquina opuesta de esta sala en cruz se encontraron herramientas de todo tipo, hechas de cobre.

 

Estas personas, sin duda conocían el arte perdido del endurecimiento este metal, que ha sido buscado por los químicos durante siglos, sin resultado. En un banco corriendo alrededor de la sala de trabajo había un poco de carbón y otros materiales probablemente usados en el proceso. También hay escoria y material similar al metal, lo que demuestra que estos antiguos fundían minerales, pero hasta ahora ha sido descubierto ningún hay rastro de dónde ni cómo se hacían esto, ni el origen del mineral.

“Entre los otros hallazgos hay floreros o urnas y tazas de cobre y oro, muy artísticas en el diseño. El trabajo de la cerámica incluye cerámica esmaltada y vasos esmaltados. Otro pasillo conduce a los graneros, tal como se encuentran en los templos orientales. Contienen semillas de diversos tipos.

 

Un gran almacén aún no ha sido visitado, ya que es de doce pies de altura y sólo se puede llegar desde arriba.

 

Dos ganchos de cobre se extienden en el borde, lo que indica que una especie de escalera estaba conectada. Estos graneros son redondeados, ya que los materiales, de los cuales se construyeron, creo, es de cemento muy duro. Un metal gris también se encuentra en esta caverna, que desconcierta a los científicos, aunque su identidad no ha sido establecida. Se asemeja al platino.

 

Esparcido promiscuamente por el suelo por todas partes está lo que la gente llama “ojos de gatos” una piedra amarilla que no tiene gran valor. Cada una está grabado con la cabeza del tipo malayo.

“En todas las urnas, o paredes sobre las puertas, y las tablillas de piedra que fueron encontradas por la imagen hay misteriosos jeroglíficos, la clave para los cuales el Instituto Smithsoniano espera aún descubrir. El grabado en las tablillas probablemente tiene algo que ver con la religión del pueblo. Jeroglíficos similares han sido encontrados en el sur de Arizona.

 

Entre los escritos pictóricos, sólo dos animales fueron encontrados.

 

Una es de un tipo prehistórico.

orion6_heiroglyphics
orion6_heiroglyphics

 

 

El anterior es un análisis de un rastreo de una copia xerox de fotografía (s)?  representando jeroglíficos

supuestamente fotografiados por G.E. Kincaid en 1908 dentro de la cueva en el Gran Cañón.

Este me lo presentó a mí un amigo con una petición de que

la fuente permaneciera en el anonimato, una petición que siempre honro.

– Jack Andrews

“La tumba o cripta en el que se encontraron las momias es una de la más grande de las cámaras, las paredes inclinadas hacia atrás en un ángulo de aproximadamente 35 grados.

 

Uno es un nivel de momias, cada una ocupando un estante labrado separado. A la cabeza de cada uno hay un pequeño banco, en el que se encuentran tazas de cobre y piezas de espadas rotas. Algunas de las momias están cubiertas con barro, y todas están envueltas en una tela de corteza.

 

Las urnas o las tazas en los niveles más bajos son rústicas, mientras al alcanzar los estantes más altos, las urnas son más finas en el diseño, que muestra una etapa posterior de la civilización. Es digno de notar que todas las momias examinadas hasta el momento han demostrado ser masculinas, sin hijos o mujeres enterrados aquí.

 

Esto lleva a la creencia de que esta sección exterior eran los cuarteles de los guerreros.

orion6_crypt
orion6_crypt
orion6_crypt2
orion6_crypt2

 

 

 

 

representación 3D por computadora de Jack Andrews

 

 

“Entre los descubrimientos no se han encontrado huesos de animales, ninguna piel,  ropa o ropa de cama.

 

Muchas de las habitaciones están vacías, con excepción de recipientes de agua. Una de las habitaciones, cerca del 40 por 700 pies, fue probablemente el comedor principal, ya que aquí se encontraron utensilios de cocina.

 

De qué vivían estas personas es un problema, aunque se presume que llegaron al sur en el invierno y granjeaban en los valles, regresándose al norte en el verano. Hacia arriba de 50,000 personas podrían haber vivido en las cavernas cómodamente.

 

Una teoría es que las actuales tribus indígenas que se encuentran en Arizona son descendientes de los siervos o esclavos de los pueblos que habitaron la cueva. Sin lugar a dudas una buena cantidad de miles de años antes de la era cristiana, estas personas vivieron aquí, alcanzaron un alto grado de civilización. La cronología de la historia humana está llena de lagunas.

 

El Profesor Jordan está muy entusiasmado sobre los descubrimientos y cree que el hallazgo resultará de un valor incalculable en el trabajo arqueológico

“Una cosa de la que no he hablado, puede ser de interés. Hay una cámara, cuya vía de paso que está ventilada, y cuando nos acercamos, un olor de serpiente mortal nos llamó la atención. Nuestras luces no penetraron en la oscuridad, y hasta que haya luz más fuerte disponible no se sabrá lo que contiene la cámara.

 

Algunos dicen que  serpientes, pero otros se burlan de esta idea y creo que pudiera contener un gas letal o productos químicos utilizados por los antiguos. No se escucha sonido, pero huele igual a serpiente. Toda la instalación subterránea da  miedo y pone los pelos de punta. La oscuridad es como un peso sobre los hombros de uno, y nuestras linternas y velas sólo hacen que parezca más negra oscuridad.

 

La imaginación puede deleitarse en conjeturas y fantasías impías remontándose a través de los siglos que han transcurrido hasta que la mente divague vertiginosamente en el espacio.

“En relación con esta historia, es notable que entre los indios Hopi la tradición dice que sus antepasados ​​una vez vivieron en un submundo en el Gran Cañón hasta que se suscitaron disensiones entre el bien y el mal, la gente de un solo corazón y la gente de dos corazones. Machetto, quien era su jefe, les aconsejó dejar el mundo terrenal, pero no había manera de salir.

 

El entonces jefe hizo crecer un árbol que perforó el techo del mudo subterráneo, y luego la gente de un solo corazón subió para salirse. Ellos fueron detenidos por  Paisisvai (Río Rojo), que es el Colorado, y cultivaron el grano y el maíz.

 

Enviaron un mensaje al Templo del Sol, pidiendo la bendición de la paz, la buena voluntad y horas de lluvia al pueblo de un solo corazón.

 

Ese mensajero nunca regresó, pero hoy en día en los  pueblos Hopi  al atardecer se puede ver a los ancianos de la tribu sobre los tejados mirando hacia el sol, buscando al mensajero. Cuando regrese, sus tierras y la antigua morada les serán restauradas. Esa es la tradición.

 

Entre los grabados de animales en la cueva se ve la imagen de un corazón en el lugar donde W.E. Rollins, el artista, quien pasó un año con los indios Hopi aprendió la leyenda. Hay dos teorías del el origen de los egipcios. Uno de ellos es que vinieron de Asia. Otra que la cuna racial estaba en el región norte del Nilo. Heere, un egiptólogo, creía en el origen indio de los egipcios.

 

Los descubrimientos en el Gran Cañón pueden arrojar más luz sobre la evolución humana y las edades prehistóricas. ”

 

El explorador, G.E. Kinkaid, descubrió las bóvedas a unos 2,000 pies sobre el nivel actual del río, donde los escalones conducían a unos 30 pies al nivel anterior del río.

 

Eso significa que el Río Colorado, por el testimonio de Kinkaid, se ha reducido unos 1,910 pies en el cañón desde la época de la construcción de las bóvedas. El tiempo geológico normal colocaría la construcción humana en las paredes del cañón en este nivel, fácilmente decenas de miles, si no millones de años atrás.

 

El testimonio de Kinkaiden  realidad es evidencia de que gran parte del Gran Canyon fue cortado en muy poco tiempo durante algún cambio cataclísmico de la tierra, en lugar de los lentos y estables millones de años reclamados por los geólogos uniformistas. Es posible que un enorme lago fue drenado por el Gran Cañón, provocando una rápida erosión.

En la investigación de esta increíble historia, cualquier información sobre las dos figuras principales en el descubrimiento, G.E. Kinkaid y Profesor S.A. Jordan tendría un valor incalculable. ¿Existieron esos dos hombres? Le agradecería cualquier información sobre estos dos hombres, o sus supuestos descubrimientos que algún  lector UNICUS pueda tener.

Si bien no se puede descartar que toda la historia sea una elaborada broma de periódico, el hecho de que salió en la primera página, y nombra la prestigiosa Institución Smithsoniana, y da una historia muy detallada que se prolonga por varias páginas, prestando mucho a su credibilidad.

 

Lo que parece estar sucediendo en este caso es que la Institución Smithsoniana está encubriendo lo que es un descubrimiento arqueológico de gran importancia, y cambia radicalmente la visión actual de que no hubo contacto transoceánico en tiempos precolombinos, y que todos los indígenas de América, en ambos continentes, son descendientes de los exploradores  de la era de hielo que llegaron a través del Estrecho de Bering.

¿Es la idea de que los antiguos egipcios llegaron al área de Arizona  en el antiguo pasado tan objetable y absurdo que debe ser encubierto? Tal vez la Institución Smithsoniana está más interesado en mantener el status quo que mecer el barco con nuevos descubrimientos sorprendentes que vuelcan totalmente las enseñanzas académicas previamente aceptadas.

Aunque la idea de los Smithsonianos encubriendo un valioso hallazgo arqueológico es difícil de aceptar para algunos, no es , por desgracia, una gran cantidad de evidencia la que sugiere que la Institución Smithsoniana ha encubierto a sabiendas y “perdió” importantes restos arqueológicos.

 

La Gaceta Stonewatch de la Sociedad Gungywamp en Connecticut, que investiga los sitios megalíticos en Nueva Inglaterra, tuvo una curiosa historia en su  edición de invierno 1992 (Vol.10, N º 3) sobre algunos ataúdes de piedra descubiertos en 1892 en Alabama, que se enviaron a la Institución Smithsoniano y luego se “perdieron”.

En un esfuerzo por averiguar dónde pudiera estar localizada esta bóveda con momias y artefactos, bajé a la librería de mi mamá y conseguí un mapa para excursionistas del Gran Cañón. Viendo el mapa, de repente estaba muy sorprendido al ver que gran parte de la zona en el lado norte del cañón tenía nombres egipcios.

 

El área alrededor de noventa y cuatro Mile Creek y Trinity Creek tenía áreas (formaciones rocosas, al parecer) con nombres como Torre de Set, Tower of Ra, Templo de Horus, Templo de Osiris, y Templo de Isis.

 

En el área encantada del Cañó estaban nombres como la Pirámide de Keops , el Claustro deBuddha , Templo del Buda , Templo de Manu y Templo de Shiva . ¿Hubo alguna relación entre estos lugares y los supuestos  descubrimientos egipcios en el Gran Cañón?

Llamé a un arqueólogo del Estado en el Gran Cañón, y una voz femenina me dijo en el teléfono que a los primeros exploradores les gustaban los nombres egipcios e hindúes, pero que era cierto que esta zona era fuera de límites para los excursionistas o visitantes, “a causa de las peligrosas cuevas.”

De hecho, toda esta área con nombres egipcios y hindúes de lugares en el Gran Cañón es zona prohibida, no se permite a nadie en esta gran área.

 

A pesar de los miles de turistas en el Gran Cañón cada año, las altas paredes y espectaculares cerros de esta maravilla de la naturaleza aún tienen muchos secretos, que aún no han sido revelados para el público en general.
 

 

 

 

 

 

La Importancia del Descubrimiento…en 1909

por Jack Andrews

 

 

En 1909 después de Kincaid había encontrado la cueva y el Instituto Smithsoniano supuestamente se involucró en ahondar en el misterio, la aparición del descubrimiento como detallado en el artículo de la Gaceta  fue uno de un importante hallazgo arqueológico,

“no sólo el descubrimiento arqueológico más antiguo en los Estados Unidos, sino también uno de los más valiosos en el mundo “.

El problema con esta afirmación es evidente. Si este hallazgo fuese tan importante como afirma el artículo, entonces ¿por qué el descubrimiento casi ni se conoce hoy en día?

 

Según todas las apariencias, parece como si el descubrimiento hubiere “muerto” después de salir de la nada como una historia titular en la Gaceta de Arizona en 1909. Esta única y aparentemente solitaria “aparición” del artículo ha conducido a la crítica de la historia como un “engaño” o un “fraude”.

 

Francamente, en base a que la evidencia por sí sola, (la muerte aparente de la historia).

 

Puedo ver que esa evaluación surge de la mente de la crítica. También se ha criticado a Kincaid mismo. Si Kincaid había recorrido todo el curso del río Colorado a través del Gran Cañón desde mucho más allá de lo de las fronteras, a partir de Green River de Wyoming a Yuma Arizona, como se sugiere en el artículo de 1909, entonces ¿dónde está su nombre en la historia del río que corre en el Gran Canyon?

 

¿Por qué no se le ha considerado como una figura prominente en los libros de historia, ¿por qué tiene él un “récord”?

 

Mi investigación ha demostrado que hay otros niveles de este misterio. La cuestión de por qué la historia aparentemente “murió” y qué fue de G.E. Kincaid y sus logros no puede ser respondida por simple especulación o juicio crítico. Hay otras pruebas y con el fin de llegar a un acuerdo con el aparente misterio aquí uno tiene que cavar más profundo, formular más preguntas y no darse fácilmente satisfecho con las críticas que ponen a esta fantástica historia en un pequeño paquete aseado y descartar todo como un “fraude”.

 

En el cambio de siglo, cuando supuestamente se produjo este descubrimiento, el Gran Cañón no había sido “domado” por los corredores fluviales como lo es hoy.

 

Había sólo un puñado de personas que tenían “recorrido” el río Colorado a través del Gran Cañón e incluso sobrevivieron para contarlo. Los corredores fluviales y los historiadores del Gran Cañón que he contactado con los años han hablado del famoso desplazamiento por e Cañón de John Wesley Powell, una hazaña que es bien conocida y bien documentada (por Powell mismo en sus extensos diarios) y en otros libros, artículos y especiales de televisión, que han entretenido e informado al mundo de las proezas de Powell.

 

También hay personajes menos conocidos  “domesticando” el río, como Bert Loper y otros, que se atrevieron a poner a prueba su tenacidad en contra de uno de los ríos más peligrosos y difíciles del mundo. Incluso las empresas de menor carácter con el río están bien documentadas.

 

Sin embargo, hubo otro grupo, de  corredores fluviales más oscuro, cerca del cambio de siglo (cuando ocurrió la historia de la Gaceta) que no recorrían el río por la fama y la gloria del logro o interesados ​​en la “conquista” del río y propio del Gran Cañón  de los libros de registros o para asegurar un lugar en la historia.

 

De hecho, las intenciones de este grupo de exploradores solitarios eran todo lo contrario, ellos evitaban cualquier atención pública y deliberadamente se mantenían tranquilos. Tenían una buena razón para hacerlo. Eran los buscadores de oro, el placer de que un minero de carga siempre en busca de fortuna y que la corriente o el lado del cañón que mostraría las hojuelas de “colores”, los copos de oro que podrían producir a una vena madre cargada.

 

Estos buscadores son mencionados en “Quest for the Pillar of Gold”, de George H. Billengsley, (Servicio Geológico de los Estados Unidos), Earl E. Spamer (Academia de Ciencias Naturales) y  Dove  Menkes.

 

En el libro, se habla de este tipo de intentos de buscar oro en el Gran Cañón, y señalan que,

“Algunas de las minas eran rentables, pero eran de magnitud y duración limitada. Aún así esto no impidió que los buscadores itinerantes, que por lo general trabajan solos, pero aparecían en las ondas cuando se descubría oro”.

Estos buscadores de oro no iban a anunciar allí se hallazgo a sus competidores o a ninguna persona en esa materia.

Si tomamos las propias palabras de Kincaid como un indicador de su propósito al hacer el viaje en absoluto en 1908, y luego vemos que él muy bien puede haber sido uno de esos pocos corredores fluviales más secretos, cuando dijo:

“me dirigía por el río Colorado en un bote, solo, en busca de minerales.”

Siendo este el caso, Kincaid muy probablemente no había hecho aviso público de sus intenciones de “recorrer el río”, por así decirlo, ya que recorrer el río no era su principal objetivo, sino más bien que  activamente estaba “en busca de mineral”.

 

Esto puede dar cuenta de su solitario y sorprendente logro de recorrer el Colorado a través del Gran Cañón, no estando en los libros de historia como un logro “record”. A diferencia de John Wesley Powell, que sin duda estaba estableciendo un registro y domar un río, Kincaid estaba secretamente y en silencio buscando mineral. Lo que finalmente descubrió sin embargo era un poco más que el “mineral” simple que estaba buscando.

Lo que descubrió está detallado en el artículo como un importante hallazgo arqueológico. ¿Por qué entonces la historia  “murió”? ¿Qué fue de la zona arqueológica en el Gran Cañón?

 

Creo que puede haber varias razones para la aparente muerte de la historia. Recorrer el Río Colorado en absoluto en 1908-1909 fue una hazaña en sí misma. Kincaid había hecho su intento en un pequeño “bote” de madera. Otros intentos de la época se hacían generalmente en embarcaciones de madera.

 

Los viajes estaban llenos de peligro y de rocas y grandes cantos rodados en los rápidos que pudieran haberse encontrado en ruta habría sido más que suficiente para estrellar un barco de madera en pedazos.

 

El sitio donde se encuentra la cueva (Cañón de Mármol) era en 1909, poco accesible. Kincaid mismo dijo:

“En primer lugar, me impresiona que la caverna es casi inaccesible”…

Es en una zona de escarpadas paredes y una serie de rudos rápidos.

 

Siento que cualquier expedición en 1909 que habría ido al sitio de la cueva, habría estado constantemente en peligro de desastre en el río (estrellándose contra las rocas) y la consiguiente pérdida de la vida, y muy bien puede haber experimentado realmente un desastre. Tal desastre habría hecho de las investigaciones un fracaso y, como tal, no es algo para presumir o dar a conocer.

 

También habría sido muy difícil hacer este tipo de intentos repetidos para llegar al sitio, arrastrando toda la mano de obra necesaria, suministros, comida y equipo de científicos requeridos para estudios extensos de la cueva. Estas consideraciones solas podrían haber forzado el abandono del proyecto y la “muerte” de la historia.

También hay una mención en el relato de los jeroglíficos encontrados.

 

El artículo dice:

“Si sus teorías se confirman por la traducción de las tablillas grabadas con jeroglíficos, el misterio de los pueblos prehistóricos de América del Norte, sus artes antiguas, quiénes eran y de dónde venían, se resolverán. Egipto y el Nilo, y Arizona y el Colorado estarán vinculados por una cadena histórica remontándose hacia atrás edades…”

Creo que es posible que los jeroglíficos pudieran muy bien nunca haber sido “traducidos” y la historia de quienes habitaron la cueva nunca fue descifrada.

 

El artículo también señala:

“En todas las urnas, o paredes sobre las puertas, y tablillas de piedra que fueron encontradas por la imagen, los misteriosos jeroglíficos son la clave que el Instituto Smithsoniano espera aún por descubrir. ”

Y si el Smithsoniano nunca descubrió la “clave”, y la historia de la cueva sigue siendo un misterio.

 

Esto por sí solo podría explicar la aparente muerte de toda la historia. En este escenario, sencillamente no habría habido nada concluyente que contar y, por tanto, no más artículos de interés periodístico sobre el descubrimiento para imprimir.

Lo que sucedió en el año 1909 en Cañón Mármol y posiblemente mucho antes, en los tiempos antiguos, en el sitio es un verdadero misterio que es mucho más complicado de lo que los escépticos tratan de hacernos creer, y como tal, no puede ser simplemente colocado en una caja limpia y ordenada y desear que se fuera como un simple “engaño” o “fraude”.

 

Hay más en juego aquí que el ojo de una simple mirada escéptica.

 

 

 

 

 

 

 

La Búsqueda de… La Entrada Kinnaman

por  Mehler

La primera vez que oí su nombre fue a principios de 1979. Al poco tiempo, adquirí una cinta de una conferencia que dio en la Gran Pirámide de Giza, Egipto en la década de 1950.

 

En esta conferencia  afirmó haber descubierto uno de los mayores hallazgos, no sólo de este siglo, sino tal vez e la historia de la arqueología. Sin embargo, es prácticamente desconocido hoy en día en el campo de la Egiptología y Arqueología y después de 16 años de investigar su vida e intentos para verificar sus afirmaciones, permanece casi tanto un misterio y fascinación para mí hoy como lo fue en 1979.

Su nombre era John Ora Kinnaman y su vida estuvo tan llena de exploración y dedicación al descubrimiento científico que su nombre merece figurar con los otros grandes individuos en los anales de la arqueología como Ivan T. Sanderson y el coronel Percy Fawcett. Mi y yo hemos sido capaces de descubrir muchos documentos y cantidad de material sobre la vida y obra de J.O. Kinnaman, a fin de presentar un fascinante relato de un hombre muy interesante.

J.O. Kinnaman nació 23 de febrero 1877, en una granja de 11 kilómetros al norte y una milla al este de Bryan, Ohio. Él era el único hijo de una familia acomodada, su padre había sido un médico y un graduado de Harvard.

 

Cuando era un niño pequeño, muy temprano adquirió interés por las antigüedades mientras recogía puntas de flecha y otros artefactos nativos en las tierras de sus padres.

 

Se graduó de la escuela secundaria a los 15 años y se licencia como maestro en el estado de Ohio, a la edad de 16 años. Él era el estudiante de segundo más joven admitido en Tri-State College en Angola, Indiana en 1894. Su grado fue un curso clásico, en el que se especializó en literatura griega y latina, historia antigua, filología y arqueología clásica. En 1900, Kinnaman entró en la Universidad de Chicago con el fin de proseguir estudios de postgrado en arqueología griega y clásica. Mientrasestuvo en la Universidad de Chicago también estudió medicina durante tres años, pero nunca completó el título de médico.

 

Había tres hombres que tuvieron un efecto profundo sobre la vida y obra de J.O. Kinnaman y fue en la Universidad de Chicago donde conoció a dos de ellos. Su interés por la arqueología le llevó al profesor Frederic Starr, jefe del Departamento de Arqueología Americana, quien influyó a Kinnaman también a perseguir sus intereses en arqueología americana, así como el campo de arqueología clásica.

 

También se reunió con el Dr. Stephen D. Peet, el decano de los arqueólogos estadounidenses en el cambio de siglo.

 

Peet fue el editor y fundador de la revista Anticuario y Diario Americano Oriental, el foro científico más prestigioso para la arqueología en ese momento. Esta reunión llevaría a Kinnaman a escribir para la revista desde hace varios años y, finalmente, asumir el cargo de editor en jefe tras la jubilación de Peet en 1911.

Kinnaman aceptó un puesto de profesor de literatura latina en Benton Harbor College, Michigan en 1903 y más tarde se convirtió en decano de la universidad. Al mismo tiempo siguió estudios de postgrado en Arqueología Clásica de la Universidad de Roma, Italia.

 

Él fue testigo de la del Monte Vesubio en el año 1906, la primera desde la devastación de AD 79 Kinnaman recibió un doctorado en Arqueología por la Universidad de Roma en 1907, habiéndose él mismo asociado con tales arqueólogos italianos famosos como el Dr. Cesare Gionetti y el Dr. Rodolfo Lanciani.

 

En 1909, el Dr. Kinnaman pasó un año con los indios Chippewa en los Estados Unidos y más tarde a escribir la primera historia de la tribu y sus leyendas.

El tercer hombre que iba a desempeñar un papel importante en la vida del Dr. Kinnaman fue Sir William Flinders Petrie, el gran arqueólogo británico y padre de la arqueología y egiptología moderna. Cuando todavía era estudiante en 1894, Kinnaman acompañó a su padre en un viaje a Inglaterra y Egipto. Kinnaman se reunió con Sir Flinders Petrie en la Gran Pirámide de Giza, donde Petrie estaba llevando a cabo un control exhaustivo del monumento.

 

Fue esta asociación con Petrie la que ha llevado a gran parte del misterio del Dr. Kinnaman que mi equipo de investigación y yo hemos estado tratando de verificar y descubrir por varios años. El Dr. Kinnaman afirmó haber conocido  a Sir Flinders Petrie durante más de 45 años, y de haber trabajado con él en la Gran Pirámide durante 11 años.

 

Sin embargo, en la autobiografía de Petrie, en setenta años de Arqueología de 1932, no hay ninguna mención de Kinnaman. En una biografía de Petrie, escrita en 1985 por Margaret Drower, tampoco hay mención de Kinnaman. Le escribí a la Sra. Drower en 1992 y ella me afirmó que nunca había oído hablar de Kinnaman y nunca había visto ninguna carta ni mención de él en los diarios de Petrie, ni en los archivos Petrie en Londres.

 

Tampoco he encontrado aún ninguna evidencia concreta de una conexión Kinnaman-Petrie en los archivos de la Fundación Kinnaman en los últimos seis años de búsqueda. Sin embargo, todavía hay una gran cantidad de material que investigar.

Era la conferencia grabada del Dr. Kinnaman que escuché por primera vez en 1979, y que sigue alimentando mi interés por la búsqueda de  evidencia de esta conexión entre estos dos grandes arqueólogos.

 

La conferencia impartida por Kinnaman no fue para el público en general, sino para un grupo selecto de masones (tanto él como Petrie eran masones) en una casa privada en el norte de California alrededor de 1955. En esta charla, el Dr. Kinnaman comienza con un análisis normal de su trabajo con Sir Flinders y una conferencia concreta de carácter general de las dimensiones de la Gran Pirámide.

 

Después de un rato, él casualmente menciona que él y Petrie descubrieron una entrada secreta en la pirámide, en la cara sur, casi por accidente. La entrada tradicionalmente aceptada es la que está en la cara norte. Dr. Kinnaman continuación describe varias cámaras interiores en el que se encontraron antiguos registros de la Atlántida y de máquinas anti-gravitacionales, que fueron utilizadas por los atlantes para construir la Gran Pirámide.

 

Por otra parte, el Dr. Kinnaman declaró que los manuscritos que encontraron declaraban que la Gran Pirámide fue construida hace más de 35,000 años y nunca fue pensada como tumba de un rey. Este es un hecho que he mantenido como cierto durante los últimos 20 años!

Los lectores deben estar preguntándose por qué no ha habido ningún registro de este hallazgo, lo que habría sido uno de los más espectaculares de la historia de la arqueología. Dr. Kinnaman señaló en respuesta a esta pregunta que él y Sir Flinders Petrie acordaron que el mundo no estaba preparado para esta información en ese momento.

 

La pareja hizo un juramento a los más altos funcionarios del gobierno de Egipto y Gran Bretaña de no divulgar este conocimiento durante su vida. No se ha encontrado ciertamente ningún registro de Petrie siquiera mencionando este descubrimiento a ninguna persona durante su vida, pero el doctor Kinnaman les dijo a unos pocos selectos antes de su muerte, el 7 de septiembre de 1961.

 

Según mi investigación la única vez que podría haber hecho este descubrimiento fue entre marzo y abril de 1922.

Tal vez fue su juramento, no sólo a los funcionarios del gobierno, sino a otros grupos, así, que causó que el Dr. Kinnaman y Sir Flinders mantuvieran su amistad y colaboración en secreto, incluso de miembros de la familia. Hemos encontrado algunas pistas que vinculan a Kinnaman y Petrie juntos, aunque sólo sea indirectamente. Por ejemplo, ambos considerados Dr. Rodolfo Lanciani un amigo cercano.

 

Colegas de Sir Flinders Petrie contribuyeron regularmente con artículos a la anticuaria americana y Diario Oriental mientras Kinnaman era editor, y tanto el Dr. Kinnaman y Sir Flinders eran miembros de las mismas organizaciones en los mismos tiempos, sin embargo, no hay ninguna pistola humeante, como cartas o fotografías.

 

Aquellos que conocían al Dr. Kinnaman y estaban al tanto de la información del hallazgo en la Gran Pirámide creían que era una historia real.

 

Willi Semple, que conoció al Dr. Kinnaman estrechamente durante los últimos seis años de su vida y que escribió un artículo sobre él en una edición 1962 de la Rosicrucian Digest, declaró lo siguiente:

¿Cómo puedo saber que era una historia real?

 

Por muchas razones, pero principalmente porque era imposible conocer al Dr. Kinnaman mucho tiempo sin saber también, fuera de toda duda, que él  no mentiría o racionalizaría o imaginaría o incluso teorizaría sobre lo que podría ser o no ser así, sobre todo si se trataba de arqueología… él era un buscador de hechos, no un teórico.

 

Desafortunadamente, la Sra. Semple falleció alrededor de 1977 y no está disponible para su confirmación personal.

Fue a causa de su trabajo con Sir Flinders Petrie que el Dr. Kinnaman abandonó sus intereses en Arqueología Clásica y dedicó la segunda mitad de su vida en el campo de la Biblia Arqueología.

 

Su gran dominio del griego, latín y hebreo permitieron al Dr. Kinnaman investigar y traducir los textos más antiguos del Antiguo y Nuevo Testamento y otros documentos que le permitieron considerar las versiones posteriores de la Biblia como corrupciones históricas.

El Dr. Kinnaman siempre sostuvo que la arqueología establecería la Biblia como un documento histórico, así como un documento literario, pero sólo en las formas originales puras. Gastando más de 50 años en el campo, el Dr. Kinnaman dio la vuelta al mundo siete veces en búsqueda del conocimiento.

 

Como un verdadero explorador del mundo, vivió con una tribu remota de esquimales en el Ártico durante seis meses, fue capturado por cazadores de cabezas jíbaros en América del Sur y pasó algún tiempo con tribus caníbales africanas. También fue uno de los primeros arqueólogos en explorar las catacumbas de Roma después de su redescubrimiento y fue parte del equipo de arqueólogos que descubrió la tumba de la reina de Saba en Etiopía.

 

Los otros elementos de la biografía han sido también de gran interés para mí y debe serlo para los lectores de Atlantis Rising.

 

El Dr. Kinnaman también afirmó ser la penúltima persona del primer grupo de personas en entrar en la tumba de Tutankamón, en noviembre de 1922. Sin embargo, su nombre no es mencionado por Howard Carter, ni en ningún otro textos relativo al hallazgo Tut.

El Dr. Kinnaman también declaró que no había nada sobrenatural en la historia de una maldición de la tumba del rey Tut. Muchos egiptólogos, como yo creen que Carter inventó esa famosa inscripción. Lo que realmente sucedió fue que los sacerdotes egipcios esparcieron polvo de veneno en la tumba que finalmente derribó a todos los miembros del equipo original, incluido el propio Dr. Kinnaman.

 

También el Dr. Kinnaman afirmó que era amigo personal del emperador Menelik II de Etiopía, y también conoció a Haile Selassie, cuando él era un niño. Fue Menelik II, quien invitó al Dr. Kinnaman a documentar que el Arca de la Alianza estaba en Etiopía.

 

Aquellos que están familiarizados con el excelente libro de , El signo y el sello, son conscientes de que Hancock cree que el Arca está en la ciudad etíope de Axum! Antes de morir, el Dr. Kinnaman creó la Fundación para la Investigación Kinnaman Bíblica y Arqueológica en 1960.

Me siento honrado de haber sido nombrado Director de Investigación de la Fundación Kinnaman en 1994. Dr. Albert J. McDonald, Presidente y Director Ejecutivo de la Fundación, es una de las pocas personas que aún viven que conocieron bien al Dr. Kinnaman. El Dr. McDonald ha sido una gran fuente para nosotros de historias, anécdotas y documentos de la vida del Dr. Kinnaman.

 

Una de estas historias será de particular interés. Hace unos años, mi equipo de investigación y yo nos hicimos conscientes de los libros, cintas y conferencias de David Hatcher Childress y Adventures Unlimited. En particular, se señaló a la atención un pequeño fragmento en el libro de David, Ciudades Perdidas de Norte y Centroamérica, que se refería al descubrimiento de las tumbas y los artefactos egipcios en el Gran Cañón en 1909. Cuando compartí esta información con el Dr. McDonald, se puso muy emocionado!

 

Me informó que el Dr. Kinnaman había declarado que una de las funciones de la Gran Pirámide había sido como un sistema gigantesco de radio. En virtud del enorme cristal almacenado en una cámara de 1,100 pies por debajo del lecho rocoso de la meseta de Giza, los sacerdotes egipcios podían enviar mensajes telepáticos a todo el mundo! Según McDonald, uno de los lugares que dijo el  Dr. Kinnaman que se enviaron estos mensajes fue el Gran Cañón!

 

El Dr. Kinnaman pudo haber sabido sobre el hallazgo en el Gran Cañón en 1909 e incluso conocido al Profesor S.A. Jordan, pero no tenemos la documentación de esto hasta el momento.

En el libro Childress, Ciudades Perdidas de África y Arabia, él menciona que el Dr. Kinnaman fue a Etiopía y vio el Arca de la Alianza. En otra conversación con el Dr. McDonald, hablamos de Dr. Kinnaman siendo pedido de autentificar el Arca en Etiopía y la creencia de Graham Hancock que el Arca se almacena en la Iglesia de María de Sión en Axum.

 

McDonald dijo que Kinnaman indicaba claramente que el Arca en Etiopía es una copia del original, una copia exacta, pero sigue siendo una copia! Por supuesto, esto es sólo un rumor, todavía no hemos encontrado declaraciones escritas o grabadas del Dr. Kinnaman sobre el tema. No hay indicios de cómo el Dr. Kinnaman sabría que era una copia, y no el Arca original.

 

Joseph Jochmans, en su serie de libros titulada Time Capsule, afirma que el Arca de la Alianza original está bajo la Esfinge y la meseta de Giza en el Salón de los Registros.

Así, fue J.O. Kinnaman un narrador de cuentos, un fabricante de cuentos antes de dormir, o incluso un hombre necio, como algunos quieren hacernos creer. Por si sirve de algo, él murió sin dinero y sin duda nunca intentó sacar provecho ni extraer grandes honorarios por sus conferencias. De hecho, él dio conferencias en su mayoría de forma gratuita en iglesias y universidades de los últimos 10 años de su vida.

 

Hasta aquí podemos documentar: Dr. Kinnaman fue miembro y vicepresidente del Instituto Victoria de Gran Bretaña, miembro del Fondo de Exploración de Palestina de Gran Bretaña (al igual que Sir Finders Petrie, al mismo tiempo), Vice-Presidente de la Sociedad para el Estudio de los libros apócrifos, un miembro de la Sociedad Internacional de Arqueólogos, editor de  cinco diferentes revistas arqueológicas, incluyendo el editor en jefe de la anticuaria americana y Diario Oriental.

 

También fue editor de su propia Bíblica y Arqueológica Digest y autor de cientos de artículos y cuatro libros.

Tenemos la suerte de que todavía tenemos la mayor parte de su material escrito intacto y que el Dr. A.J. McDonald fue un pionero en la grabación de audio en la década de 1940 y 50s. Nosotros, los de la Fundación Kinnaman todavía tenemos muchas grabaciones de audio de las conferencias del Dr. Kinnaman para catalogar, analizar y volver a grabar en cintas de cassette para la posteridad.

 

Al escuchar sus conferencias una y otra vez a través de los años, estoy convencido de que el Dr. Kinnaman no fabricó el descubrimiento de una entrada en la cara Sur, ni de las habitaciones con registros antiguos o la antigüedad prehistórica de la Gran Pirámide.

 

El Dr. Kinnaman dijo que creía que el mundo estaría listo algún día para la información y cree que sería poco después de su muerte.

 

Esto era por lo que creo que él rompió su juramento y reveló esa información para seleccionar a las personas. David Hatcher Childress, otros investigadores y yo creo que el mundo ya está listo para conocer las verdades sobre civilizaciones perdidas y la sabiduría perdida.

 

Joseph Jochmans y yo apoyamos las predicciones de Edgar Cayce que el Salón de los Registros bajo la meseta de Giza se volverá a abrir en esta década y la verdad acerca de la sabiduría perdida y antiguas civilizaciones será revelado.

 

Ese día, el nombre de la J.O. Kinnaman será exaltado y recordado como un gran arqueólogo, aventurero y un verdadero buscador de hechos

ULTIMA INFORMACIÓN

 

Desde la publicación original de este artículo, Mehler nos informa, una nota escrita a máquina por el Dr. Kinnaman, escrita cinco meses antes de su muerte, se ha descubierto que da la ubicación precisade la entrada sur de la Gran Pirámide.

 

Mehler no dará detalles sobre la ubicación, pero nos dice que su organización está recaudando fondos para el seguimiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Fue la “instalación” tallada en..  El Gran Cañón … Un antiguo templo budista?

por Jack Andrews

“De acuerdo con la historia relacionada con la Gazeta por el  señor Kinkaid, los arqueólogos del Instituto Smithsoniano, que está financiando las expediciones, han hecho descubrimientos que casi concluyentemente demuestran que la raza que habitó esta misteriosa caverna, excavada en roca sólida por manos humanas , era de origen oriental… ”

– Gaceta de Arizona 05 de abril 1909

“En primer lugar, me impresiona que la caverna es casi inaccesible. La entrada está a 1,486 metros por la pared de un escarpado cañón ”

orion6_marble
orion6_marble

–  G. E. Kincaid 1909   Cañón Mármol, Parque Nacional del Gran Cañón de Arizona

 

¿Fue la “instalación” tallada en el Gran Cañón un antiguo templo budista?

 

Como se puede ver en las fotos de abajo, antiguos monjes budistas chinos hicieron todo lo posible para tallar templos en tan sólo en esas caras del acantilado en acantilado remoto e inaccesible del ríos. Hay otros indicios para especular que la instalación fue utilizada para tal fin. Espadas rotas y  tazas y otros artículos de uso ceremonial frecuente en en antiguos templos budistas chinos, fueron encontrados  en la cueva en 1909.

 

Además, la cueva se encuentra en el Cañón Mármol (ver foto de arriba), que es una piedra caliza escarpada (y otras rocas) de la pared del cañón rayado. Si usted ha estado en Marble canyon verá la similitud con la imagen de abajo.

 

 

 

 

orion6_hangingtemple
orion6_hangingtemple

“Los templos Colgantes, o templos ‘Flotando en el aire’ en el Monte Hengshan – China, al sureste de Datong – en la provincia de Shanxi – se aferran precariamente a la pared del acantilado e ilustran un determinado aislamiento de las tempranas comunidades budistas en China.

Fundada en la dinastía pre-Tang del Norte de Wei, los templos continuaron funcionando durante las dinastías Tang y posteriormente fueron restauradas en las dinastías Ming y Qing “.

orion6_BezeklikTemples
orion6_BezeklikTemples

 

 

 

“Aproximadamente 70 km. (45 millas) al este de Turfan se encuentran los templos budistas de Bezeklik, la mayoría de los cuales fueron construidos originalmente en el abierto y unidos por porches de madera.

 

Otros fueron tallados en la roca viva de la forma de cuevas-templos. La altura de la actividad en Bezeklik, en la evidencia  sobreviviente de pinturas murales, fue la dinastía Tang, cuando de Ruta de la Seda trajo viajeros, comerciantes y misioneros a los templos en busca de refugio y consuelo espiritual.

 

Hoy en día todavía son difíciles de alcanzar, ya que los monjes se esforzaron, incluso aquí en las tierras desérticas de Asia Central de China, en construir sus templos lo más lejos posible del mundo real y lo profano “.

– “Tang de China” por Edmund Capon y Werner Forman, MacDonald and Co. 1989

 

 

orion6_temples
orion6_temples

Las cuevas Mai-Chi en la Cordillera Chinling, China
Desde “Magnificencias de China” Publicaciones Hong Kong Hua Hsia 1972

Fuente: Biblioteca Pleyades y FC

 

2,876 total views, 1 views today

La verdad 2.0

Aqui estan las noticias de hoy que se publican todos los dias y a las que no quieren que se publiquen nunca.

Tu opinión es importante, compartela. El autor del blog se reserva el derecho a no publicar o borrar aquel comentario que incumplan las normas basicas de respeto o sea sospechoso de spam. Asimismo, el autor del blog no se responsabiliza de los comentarios vertidos por los lectores en los comentarios. En caso de existir alguna queja con algún comentario publicado, hazmelo saber via mail,el comentario se revisará y se solucionará tu petición.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
A %d blogueros les gusta esto: